Cultura, Sociedad, Poder y Derechos Humanos

Por Fernando Ruarte (*)

La UNESCO establece que “la Cultura es el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan una sociedad o grupo social. Ello engloba, además de las artes y las letras los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias”.

El termino cultura se ha caracterizado por ser ampliamente difundido en razón de representar grupos homogéneos de pertenencia a cierto sector para reproducirse simbólicamente.

Se creó la idea antropológica de que la cultura estuviese al servicio de la cultura misma, que terminó por convertirá en una idea difusa, amplia y de difícil abordaje, que daba explicación a cualquier cosa que hicieran los humanos.

Se culpó a la cultura de cuanta cosa pasó, se vulgarizó de tal manera el término que se hizo difícil una discusión profunda del concepto. Esto llevó a entender a la cultura como algo estático, determinada, algo que esta y que estaba ahí.

Si por el contrario se entiende a ésta como un fenómeno con dinamismo, como proceso, que determina a las conductas humanas y, como creación humana, se entenderá que es algo que cambia y se construye colectivamente.

Descarga completo el resto del ensayo, desde aquí:

  Cultura, Sociedad, Poder y Derechos Humanos
» 135,8 KiB - 1.079 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Completo ensayo sobre la relación entre éstas variables presentes en la sociedad actual.

(*) Estudiante del I.S.F.D. de Letras e Historia de Chepes, La Rioja, Argentina.

4 thoughts on “Cultura, Sociedad, Poder y Derechos Humanos

  1. Mario Roberto Molina says:

    Estimado adrian, recibimos de buen agrado los artículos. Envialo teniendo en cuenta lo que pedimos en la página colabora. Allí encontrarás la dirección de e-mail a la que enviarás tu artículo. Saludos y gracias por tu visita.

    • Mario Roberto Molina says:

      Como bien dice Fernando, la cultura es una creación humana, y es una creación colectiva, es decir que todos estamos involucrados, y en realidad hay muchas “construcciones culturales” distintas. De repente, hay diferencias entre lo que las personas consideran “cultura”, y como las relaciones humanas suelen ser desiguales, ahí aparecerá la cuestión del Poder: muchos buscarán utilizar esas construcciones a su favor (son intereses que más allá de que se piensen como “buenos” o “malos”, son intereses particulares), y algunos tratarán de ir más allá, hacia el desafío de construir junto a otros, lo cuál no es fácil (pues implica crear relaciones no desiguales). Esa es la tensión que tenemos más o menos todos cuando nos ponemos a pensar en el tema. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*