Estudiando el surgimiento de caudillos

Estudiando el surgimiento de caudillos

Unos meses atrás para un parcial, uno de los temas que tuve que preparar fue el de los caudillos. Esos «jefes militares» que representaron los intereses de los grupos de poder económicos y políticos de las ciudades- provincia luego de las Jornadas de Mayo. Pero esta definición resultaba escasa…

Entonces aparece Halperín Dongui, con su estudio «Surgimiento de los caudillos en el marco de la sociedad rioplatense postrevolucionaria». Allí nos explica que vemos el concepto de caudillo como una realidad homogénea, creyendo que fueron simples jefes militares que aspiraban llegar al poder por la fuerza, pero esto no fue tan así: para entender el caudillismo habría que hacer un estudio de caso, puesto que el regionalismo y la fragmentación territorial de la época que estamos estudiando (1810 a 1852) configuraron distintos tipos de caudillos. Es por eso que el autor va a tomar 4 ejemplos: Güemes y Ramírez (antes de 1820) e Ibarra y Quiroga (después de 1820), para que notemos cuales son las diferencias, además de cómo el contexto local y regional determinaron distintos tipos de hombres e intereses. Por lo tanto el autor hablará de la «ascensión de caudillos» entendida como las condiciones que hacen aparecer una figura fuerte en la escena social, con el objeto de representar los intereses de determinados grupos humanos.

Por último, Halperín tomará de estas situaciones elementos comunes para construir una definición mucho más completa de caudillo, y desterrar de esa manera la poco feliz creencia de que estos personajes actuaban solos o se valían de su propia voluntad para llegar al poder.

Les dejo a continuación un resumen con preguntas que usé como guia de estudio para el examen. Si tienen alguna sugerencia, o quieren completar mis ideas, por favor, aprovechen y dejen un comentario. También les recomiendo la reseña de Elsa Caula.

Bibliografía:
– HALPERIN DONGHI, Tulio, El surgimiento de los caudillos en el marco de la sociedad rioplatense pos rrevolucionaria, en Estudios de Historia Social, Año I N. 1, Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras, octubre de 1965, pp. 121-149.

  El surgimiento de caudillos
» 126,9 KiB - 3.120 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo acerca del concepto de ascenso de caudillossegún H. Dongui.

Posiblemente relacionado con:

19 comentarios sobre “Estudiando el surgimiento de caudillos

  1. El caudillaje extrañau nos mira sin comprender…
    Ciertamente el ansia de autonomía y democracia verdadera ha chocado siempre con esta tendencia de creer en caudillos salvadores y, en apariencia, alejados de intereses foráneos o espúreos. Aún hoy, cierta gente estaría dispuesta a regar la semilla de la tiranía, con tal de que surja un caudillo de aquellos que arrasaban con hombres e ideas. Pensar cansa. Decidir y proceder por cuenta propia parece una tarea ciclópea. Al parecer, seguiremos siendo un país de remiseros y vendedores de empanadas… Al menos que algún lider nos saque del pozo.

  2. ¿Bananero? Creo que los caudillos tuvieron su lugar como verdaderos representantes de las masas postergadas. Y la verdad es que no fueron los caudillos los que arruinaron este país, sino los «ilustrados», como Rivadavia (ladrón), Mitre (criminal) , Sarmiento (ídem anterior), Avellaneda (pre Cavallo), Alberdi, Echeverría y todos los que no dudaron en entregarse al imperio para imponer su sistema. Si nuestropueblo ha seguido históricamente a los caudillos es porque tiene una identidad propia.

  3. La idea del líder siempre está presente en las sociedades humanas, para la mayoría de las personas es la figura que tiene los medios para realizar una acción determinada. Es por ese motivo que nunca un líder asciende por sí mismo, siempre es en plural la cosa. Como señala Halperín, hay mucha idealización o condena frente al tema de los caudillos. Lo importante es recordar que eran humanos, y todo humano convive con la contradicción: eran capaces de proteger a masas postergadas (siempre que manifiesten apoyo), así como defender los intereses de clase más egoístas y exclusivos. Los comentarios hasta aquí expuestos reviven a la vez otra cuestión: la puja entre la elite terrateniente y la ilustrada. Los Estados surgirán de esa mezcla explosiva, que solo tenía en común un proyecto a nivel «nacional», pero en la práctica los primeros hacían todo lo posible para mantener la hegemonía sobre la tierra, mientras los segundos vivían copiando a Europa.

  4. Creo que el generar debates de este tipo le hace mucho bien a la democracia. Los caudillos sin duda que fueron una parte muy representativa del interior del Pais, su lucha tuvo marcado un claro sentido de FEDERALISMO, aunque desde 1853 se nos dice mediante algo explicito que este es un país federal todos sabemos que mucho dista de serlo.
    Entonces surgen las valoraciones de los caudillo, creó que la gran mayoria de ellos compartieron la idea de «Patria Grande», los precursores de ésta fueron San Martin-Artigas, con esto quiero decir que muy equivocados no estban- Quizas es discutible las formas que utilizaban para tratar de imponer sus ideas- El contexto es distinto, pero siempre discutible.

  5. Gracias por el comentario Fernando, como dices, la figura de los caudillos fue propia de su tiempo, pero es necesario compartir y leer este tipo de cuestiones porque son parte de nuestro pasado en común: nada debe olvidarse si queremos construir un presente mejor.

  6. Mario: Bajo ningun punto de vista pensaria en olvidar nuestro pasado, bastante mal nos a ido por esta mania de no ejercitar la memoria.
    Es precisamente a lo que me refiero, a tratar de entender el porque de la actuacion de los caudillos, sus formas de obrar de pensar y de ejecutar. Demas esta decir que a la historia siempre la escriben los que ganan, pero estos que escribieron la historia no tienen en cuenta que a través de las figura como los caudillos (por ej.) hay un pueblo que aun reclama por sus derechos y que no fueron vencidos ni aun en la hora de su muerte.

  7. Hola Fer, lo del ejercicio de memoria no lo decía por tu comentario en particular, sino que fue una pequeña reflexión sobre la apreciación de los temas históricos en el mundo actual. Lo que si debemos recordar en este debate, es que nunca un líder o personaje carismático asciende sólo, siempre recibe un menor o mayor apoyo de la población. Comprender ésto es vital en un país donde lamentablemente todavía se enseña que la Historia la gestan los grandes héroes, líderes, o próceres inmaculados, cuando el qui de la cuestión está en comprender como pensaba y actuaba la sociedad en su conjunto, en una determinada época que queramos comprender y repensar. Saludos.

    1. Mario: Muy importante tu acotación sobre que los líderes o distintos tipos de referentes sociales sobre que «no ascienden solos». Es precisamente el colectivo social quién le da validez y veracidad, es decir el colectivo «pone muchas cosas en esa persona en particular porque de alguna manera satisface sus expectativas». Es dialéctico, en el orden simbólico de las cosas ya lo dijo Freud en «La Psicología de las Masas y el análisis del Yo»… «los actos individuales tienen una relación dialéctica con lo social»… (no se si es textual, pero más o menos esa es la idea). O sea: por una parte el referente puede visualizar y sintetizar el pensamiento de la mayoría y desde allí, desde ese lugar es que actúa en consecuencia. Siguiendo con el orden simbólico ese referente «hace las veces de papá y mamá de la primera infancia en que no se discute ni las decisiones ni la autoridad porque han depositado en ellos toda su confianza, que le van a dar estabilidad y que no los van a defraudar» (esto es mío).
      Por supuesto que hay que ejercitar la memoria ya que como bien lo dice Fernando «bastante mal nos ha ido» y yo agregaría que no solo eso sino que cuando un pueblo se vuelve amnésico de la noche a la mañana es preocupante porque de esa manera jamás se podrá rever el pasado para poder planificar el futuro.
      Un abrazo desde Menorca….Sil

  8. Creo que es vital el abordaje del tema del caudillismo. América Latina tiene (y tuvo) muchas particularidades político organizacionales, y una de las más significativas fue el Caudillismo. Es comprensible que semejante tema despierte pasiones encontradas, pero es justo señalar que quienes nos adentramos en la Historia desde una mirada «científica» deberíamos lograr captar el fenómeno en toda su complejidad, más allá de las simpatáso rechazos que nos genere.
    Saludos.

  9. Hola! Tanto tiempo! Te agradecería mucho si me puedes enviar o decir dònde conseguir textos digitalizados sobre HALPERIN DONGHI, y el tema de los caudillos. Acà en Venezuela no consigo nada de èl.

    1. Hola Profeballa, no tengo a mano ningún libro digitalizado de Halperín. Pero es muy probable que lo consigas a pedido en Casa del Libro, El Aleph, o en Libros en Red. Las tres webs trabajaban con PDF, y generalmente los libros te salen más baratos así que en un edición papel. Otra página es la clásica Amazon. Pero como te dije, se consiguen a pedido. Te mando un gran saludo.

  10. Otro para tì!. Mil gracias!. Lo conseguì en la biblioteca del Instituto de Historia de la UCAB.
    En general, si tienes un tiempo, me gustarìa que me recomendaras textos sobre este tema; y si tienes algo digital, ademàs de lo que recomiendas acà.
    SAludos y gracias de nuevo

    Por cierto, me volvieron a sacar de Planeta historia…

    1. Hola Profeballa, intentaré agregarte de nuevo, lo que pasa es que algunos feeds rss no están andando muy bien. De todas formas, estoy evaluando si va a seguir o no el proyecto de Planeta Historia.

    1. Profeballa, la verdad es que me está costando tiempo seguir con mis proyectos en la web, por esa razón, prefiero concentrarme en Hablemos, que por cierto, todavía no encuentro el momento para sentarme y dejar que las musas me inspiren para poder escribir. Es algo que con el tiempo, les pasa a todos los bloggers. Esta vez me tocó a mí. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *