Navegando por
Categoría: Historia Moderna

La estratificación social en América Latina, siglos XV a XVIII

La estratificación social en América Latina, siglos XV a XVIII

El siguiente es un videoclip sobre el concepto de estratificación social, pensado para estudiantes de Educación Secundaria. Si bien está orientado a la asignatura de Historia, tranquilamente puede servir para cualquier materia de Humanidades. Es el resultado final de un curso (*) donde aprendí a usar el programa de Windows Fotos Narradas, que bien usado puede ser un buen complemento para las clases. Hasta los estudiantes pueden recrear sus propias Historias narradas y compartirlas con el curso.

(*) Trabajo para el curso «El uso de las imágenes fijas para la enseñanza de la Historia en Educación Secundaria». CIE de Malvinas Argentinas, Buenos Aires, Argentina. Marzo de 2013.

HDH dice: No a la reducción de horas de Historia en Chile!

HDH dice: No a la reducción de horas de Historia en Chile!

En este ultimo tiempo, la memoria histórica de la comunidad chilena, se ha visto afectada y en seria amenaza frente a los dictámenes del actual Ministro de Educación Joaquín Lavín; un economista fuertemente ligado al Opus-Dei, quien a planteado como “revolución educacional” la idea de suprimir el 50% de las horas de Historia para los estudiantes de la enseñanza básica y media (primaria y secundaria), para aumentar las de matemáticas.

No esta demás señalar que como historiadores, sabemos que esta medida no es para nada inocente, ya que busca extirpar de la enseñanza obligatoria, la única amenaza para la gobiernos de turno, ¿y porque lo digo así?, porque la Historia es la única instancia por la cual el pueblo puede aprender y entender todas las veces que han sido pisoteados en nombre del progreso y del llamativo orden social que tildan de democracia.

Por eso, en Hablemos de Historia, nos sumamos a esta campaña y decimos:

NO A LA REDUCCIÓN DE LAS HORAS DE HISTORIA!!!

Porque la Historia somos nosotros, tu, tu familia, tus vecinos, tus amigos, todos somos la Historia, por favor no dejemos que el actual gobierno nos robe todo ese cúmulo de experiencias y vivencias que nos han hecho ser como somos.

Más Información:

http://historiayreforma.wordpress.com/

Tres ensayos sobre Historia de Oriente

Tres ensayos sobre Historia de Oriente

La profesora Antonia Vial de la Pontificia Universidad Católica de Chile nos ha pasado tres trabajos sobre Historia de Oriente: Dos tratan sobre China, uno sobre la crisis del orden imperial, y el otro sobre el comunismo chino y la cuestión del nacionalismo. Un tercer ensayo es un breve análisis del «orientalismo» como perspectiva para acercarnos a la Historia de Asia. Descárgenlos, y saquen sus propias conclusiones. El pack es un archivo zip muy liviano:

  3 ensayos sobre Historia de Oriente
» 72,5 KiB - 1.218 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Tres trabajos, que nos acercan a temáticas contemporáneas de Oriente como la transición del orden imperial al comunista en China, y un análisis sobre el "Orientalismo".

El aporte del Perú a la alimentación mundial

El aporte del Perú a la alimentación mundial

Por Kerlin Jesús Nonajulca Adanaqué (*)

A lo largo de la historia de la humanidad saciar el hambre siempre ha sido un tema vital para el desarrollo de los pueblos; desde las primeras civilizaciones hasta nuestros tiempos el hombre ha comprendido que sin alimentos no era posible su existencia y por tanto la cultura.

En el presente trabajo trataremos de resaltar la contribución de nuestro país a la solución de este problema “el hambre mundial”. Nos centraremos en tres vegetales que el Perú le ha dado al mundo: la papa, el maíz y las menestras, por ser éstos los que más han contribuido.

Primeramente les hablaremos de su utilización para el sustento de las sociedades andinas: domesticación, formas de prepararlos, tradiciones en torno a ellos.

Con los alimentos que vamos a exponer que se intentará también impulsar su consumo. Luego podrá plantearse preguntas: ¿cómo es posible que se padezca hambre en nuestro país con la subida del precio del trigo y el arroz teniendo tan rica variedad de alimentos, siendo los domesticadores de la papa y el maíz dos de los alimentos más importantes para la alimentación mundial? Si se impulsara el consumo de alimentos andinos como el olluco, la quinua, quién sabe colocaríamos otro par más de alimentos entre los indispensable para la humanidad. Esto porque los productos de nuestro Ande han demostrado ser los más adaptables cultivos.

Nos hemos animado a realizar el presente trabajo porque quisiéramos demostrar que el Perú ha aportado a la humanidad. La formación de la reinante civilización occidental, entre otras cuestiones, debe su éxito a que alimentó a sus masas con alimentos del Perú y de todo el continente americano.

Hemos aportado, aportamos y seguiremos aportando mientras el hombre siga la escasez mundial de alimentos. Las potencias económicas mundiales han alimentado a su pueblo con lo nuestro. El verdadero tesoro que se llevaron los españoles no fue el oro y la plata sino los alimentos. Para los países más pobres nuestros alimentos significan supervivencia.

Para leer el resto del trabajo, descárgalo desde aquí:

  El aporte del perú a la alimentación mundial
» 140,3 KiB - 888 descargas - (Ayuda para éste recurso)
El trabajo se propone demostrar que alimentos de origen peruano y americano han contribuido a la alimentación de otras regiones del mundo.

(*) Estudiante de 4º año de la Especialidad de Historia de la Universidad de Piura, Perú. Éste trabajo ha sido publicado en el 12º Coloquio de Estudiantes de Historia en Piura, los días 5 y 6 de setiembre de 2008.

A propósito de nacionalismos, usos e imaginación; reflexión en torno a la propuesta de comunidades imaginadas.[i]

A propósito de nacionalismos, usos e imaginación; reflexión en torno a la propuesta de comunidades imaginadas.[i]

Jorge Said Barahona(ii)

El estudio de los nacionalismos, es de suma importancia para la Historia actual, ya que nos transporta a la deconstruccion de un fenómeno reciente: la creación de los Estados/Nación(iii).

Los nacionalismos funcionan en la dinámica interna de la sociedad, como un fenómeno horizontal que se plasma en el habitus del sujeto, se hace parte integra del sentido común.

De este modo, la comunidad se imagina, pero por sobre todo se siente, gracias a la existencia de distintos dispositivos inventados y diseñados específicamente para activar en los sujetos, esa idea de pertenencia que en algunos casos es llevada hasta la irracionalidad.

Ciertamente, por mucho que los investigadores sociales afirmen que la nación una técnica de sometimiento y alienación, los distintos sectores sociales, principalmente los sectores populares, siguen asumiéndola como un hecho desinteresado por el que es normal realizar sacrificios, porque la nación esta ahí, incluso cuando no la necesitan.

El hecho de que la nación se difunda como algo tácitamente naturalizado, nos avienta a preguntarnos, ¿Cuál es el origen de la nación?, Anderson considera que esta tiene su origen en la lengua y no en la sangre, por lo tanto el racismo no proviene directamente del nacionalismo, como han sostenido equívocamente algunos autores(iv).

Para esto, Anderson toma como ejemplo el hecho de que el general San Martín, el cual llamaba “peruanos” a los indios que hablaban quechua(v), aunque esto no es erróneo, creemos valido recordar que antes de eso, los propios hablantes del quechua se reconocían como tales, en medio de un siglo de rebeliones indígenas, Tupac Amaru II se autoproclamaba junto a los suyos como peruanos sin necesidad de poseer un proyecto de instaurar una nación(vi).

Quizás esta no sea la prueba necesaria como para demostrar un origen distinto del nacionalismo en Latinoamérica, pero si nos incita a replantearnos la idea de extrapolar los moldes teóricos extranjeros para el estudio local.

Lo que si queda bastante claro, es que la acción de imaginar la comunidad, no proviene de la nada y posee su origen en las fronteras étnicas como el lenguaje(vii), aunque como observamos en el párrafo anterior, es posible que sean necesarios ciertos elementos objetivos, físicos y reales para que este proceso sea llevado a cabo.

La necesidad de proclamarse como habitantes de una geografía especifica y para ello reivindicar toda una tradición incaica milenaria, como estrategia reafirmadora de identidad en momentos de rebelión, nos dice que las fronteras reales, también pueden ser uno de los elementos gestadores del nacionalismo, ya que según Conversi, algún elemento real debe estar presente para que las categorizaciones sociales sean efectivas(viii).

Por otra parte, sabemos que toda la producción cultural destinada a reafirmar las fronteras, es generalmente ficticia, partiendo desde la historia oficial, la cual no es otra cosa que una selección de documentos transgiversados, personajes que son vestidos de héroes y tradiciones inventadas(ix).

Sin embargo, esta producción cultural no resulta efectiva sin una intervención real de los Estados, los cuales suelen llevar la comunidad hasta las entrañas de los sujetos, ya sea a través de instituciones o estrategias de intervención cultural como el disciplinamiento y la biopolitica(x).

Nuestra intención no es amarrarnos a alguna de las propuestas y aceptarlas como verdaderas, ya que consideramos que este proceso de imaginación es llevado a cabo gracias a la conjunción tanto de estrategias como también de elementos étnicos, por lo cual nos interesa más linear nuestros estudios, sobre el resultado de esta producción, como es asumida y utilizada por los sujetos, los cuales suelen resignificar y reutilizar lo impuesto.

Esto último, se puede ejemplificar en nuestra ciudad, con el uso que se hace de los himnos marciales, los cuales tras un fuerte proceso de construcción de Nación que se extendió durante todo el siglo XX, pasaron a formar parte de la ideología popular(xi).

Vale destacar que en Iquique, los himnos insignes del ejército chileno como el “adiós al séptimo de línea”, son utilizados por los sujetos en los funerales, como forma de despedir heroicamente a quien difícilmente aparecerá en un libro de historia o tendrá un monumento en la plaza y que en las zonas rurales los indígenas Aymaras tocan los mismos himnos, pero son extrapolados a la sonoridad andina de las zampoñas, chajchas, charangos y bombos de cuero de llama.

En este sentido, creo que es sumamente importante abordar estas dinámicas locales y regionales, ya que incluso pueden llegar a ser la excepción a la regla.

Aunque nos parezca irónico, a pesar de que exista un uso de esa producción cultural, esta no deja de ser imaginada y continuamente recaracterizada a través del lenguaje, el sonido y la historia, lo cual es bastante lógico si pensamos en que quienes mueren por la patria suelen provenir de sectores populares y estos no poseen una historia escrita, por tanto la oralidad es una base fundamental donde cimentar dichos sentimientos de pertenencia; porque contando historias el hombre logró evolucionar, por lo tanto es en esa lengua encontrada en el regazo de la madre y abandonada solo en la tumba; en donde los pasados se respetan, las camaraderías se imaginan y los futuros se sueñan(xii).

Notas:

[i] Ensayo basado en : Anderson, Benedict; Comunidades imaginadas: reflexiones sobre el origen y difusión del nacionalismo, editorial FCE, México, 1993

[ii] Estudiante de la carrera, Licenciatura en Historia.

[iii] Gellner, Ernest(1983); Naciones y nacionalismos,Alianza editorial, Madrid, España, 1988

[iv] Anderson, Benedict; Comunidades imaginadas: reflexiones sobre el origen y difusión del nacionalismo, Pág. 203, editorial FCE, México, 1993.

[v] Anderson 1993, Op. cit, 205.

[vi] O’Phelan, Scarlett; Un siglo de rebeliones anticoloniales, Perú y Bolivia (1700-1783), Cuzco, Centro Bartolomé de Las Casas, 1988

[vii] Anderson 1993, Op. cit, 205.

[viii] Conversi, Daniel; “Reassessing Current Theories of Nationalism: Nationalism as Boundary Maintenance and Creation” en revista Nationalism and ethnic politics, N°1, 1995. http://easyweb.easynet.co.uk/conversi/reassessing.pdf

[ix] Hobsbawm, Eric, Ranger, Terence; La invención de la tradición, editorial critica, Barcelona, España, 2001.

[x] Foucault, Michel; Defender la sociedad: discurso en el collage de France (1975-1976), editorial FCE, México, 2002.

[xi] Nikolaievich, Valentín; El marxismo y la filosofía del lenguaje, editorial Alianza, Madrid, España, 1992.

[xii] Anderson 1993, Op. cit, 217