Navegando por
Autor: Fabián Gaspar Bustamante Olguín

La influencia del positivismo en la Historia e Historiografía.

La influencia del positivismo en la Historia e Historiografía.

A modo de introducción, entendemos por historia como el registro escrito de lo que se conoce sobre las vidas y sociedades humanas del pasado y la forma en que los historiadores han intentado estudiarlas. Por consiguiente, llamemos historiografía al arte de escribir la historia. Quizá la historia sea la disciplina más complicada de definir, ya que al intentar develar los hechos y formular un relato que sea inteligible y coherente, implica el uso de muchas disciplinas auxiliares. El objetivo de todos los historiadores ha consistido en recopilar, registrar e intentar analizar todos los hechos del pasado del hombre y, en ocasiones, descubrir nuevos acontecimientos. Por consiguiente, “la historia es inseparable del historiador”.

Pues bien, el objetivo de la historia no se cumple por completo por el mero relato de los acontecimientos. Éstas sólo constituyen los cimientos sobre los que se elabora la interpretación histórica. El proceso de interpretación afecta todos los aspectos de la investigación, iniciada con la selección del tema que se pretende estudiar, porque la elección de un hecho en particular es en sí misma un juicio que manifiesta la importancia de la cuestión. Al elegir el objeto de estudio sugiere una hipótesis o modelo teórico provisional que guía la investigación y ayuda al historiador a valorar y clasificar los testimonios disponibles y a presentar un relato detallado y coherente a la vez del elemento analizado. Por eso, el historiador debe respetar los hechos, evitar la ignorancia y los errores cuanto sea posible y aportar una interpretación convincente e intelectualmente satisfactoria.

  El positivismo en la historiografía
» 168,8 KiB - 4.037 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Crítica al positivismo como perspectiva histórica.

Incidencia de las Reformas Borbónicas en Chile

Incidencia de las Reformas Borbónicas en Chile

La incidencia de las Reformas Borbónicas en el proceso independentista chileno.

Por Fabián Gaspar Bustamante Olguín.

20 años, estudiante de Licenciatura en Historia.
Universidad Diego Portales, Santiago, Chile.

A mediados del siglo XVIII, la monarquía española, implementó numerosas reformas a sus colonias americanas. Estas constituyeron una tentativa limitada para superar la crisis que venía extendiendo el Imperio.

Las Reformas Borbónicas promovidas por el monarca español Carlos III abarcaron diversas áreas, tales como los asuntos eclesiásticos, militares, políticos, económicos y administrativos. La finalidad que tenían estas reformas era preparar militarmente a los territorios americanos de agresiones de potencias enemigas de España, limitar el poder de la Iglesia (recordemos que una de las medidas más drásticas que dice relación a esto, fue la expulsión de los jesuitas en 1767.), mayor control del Imperio sobre sus colonias, el aumento de la producción y el aumento de los impuestos.

Pues entonces, vemos que las reformas tenían como objetivo más claro: replantear el funcionamiento del Imperio español. Para seguir profundizando puedes leer el ensayo original:

  Reformas borbónicas en Chile
» 162,7 KiB - 1.536 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Su repercusión en la política y economía colonial.

Reflexiones sobre la modernidad e identidad latinoamericana

Reflexiones sobre la modernidad e identidad latinoamericana

Por Fabián Gaspar Bustamante Olguín.

20 años, estudiante de Licenciatura en Historia.
Universidad Diego Portales, Santiago, Chile.

Lo que pretendo hacer en este ensayo es realizar una reflexión en torno a la modernidad y si ésta ha afectado a la identidad latinoamericana.

Para eso, me gustaría hacer mención al concepto de modernidad, siguiendo la línea de Marshall Bergman , en su texto «Todo lo sólido se desvanece en el aire», para acercarme al problema de la identidad latinoamericana. Bueno, para Bergman la modernidad lo ve como un proceso dialéctico, es decir, como algo que nos puede llevar a la felicidad, pero que a su vez nos puede llevar a la infelicidad. Yo interpreto esta definición de Marshall Bergman como un “arma de doble filo”, porque si bien la modernidad con su carácter totalizante (que penetra en todas las esferas de la sociedad, ya sea cultural, política, económica y social) nos ha llevado a notable progresos, en donde el ser humano es el centro de este proyecto para lograr su felicidad. Sin embargo, este proyecto también ha llevado a cabo las escenas más tristes y horrendas de nuestra historia.

Marshall Bergman realiza una periodificación de la modernidad, dividiéndola en tres fases: La primera fase va desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII. En esta primera fase de la modernidad, no existe una conciencia de que se esté participando en este proyecto de modernidad, en términos más simples, no se percibe aún tal concepto. En la segunda fase que va desde el inicio de la Revolución Francesa en 1789 hasta finales del siglo XIX la situación cambia radicalmente: hay una plena conciencia en un proyecto modernizador de la sociedad, y se lo critica y modifica ampliamente. La tercera fase (ya para terminar el concepto de modernidad según Marshall Bergman) se sitúa en el siglo XX hasta nuestros días, es aquí donde la modernidad ha penetrado en todos los aspectos, y ya no se vive con la intensidad como el de la segunda fase.

¿Podemos hablar de modernidad en América? No completamente, debido a que este concepto, en primer lugar, no es traído por los conquistadores. Y mientras en Europa la identidad implicaba cierto aire de progreso y modernización en América presentó matices muy diferentes, según señala Walter Mañolo, que aparecen principalmente en la etapa poscolonial y que benefician a ciertos grupos sociales hegemónicos, en desmedro de los nativos. Es decir, dentro del proyecto de identidad que se impulsó a partir de los siglos XVIII y XIX no se incuían a todos los habitantes del continente. Como señala Mañolo, pasaba lo siguiente:

“América (…)no es un nombre que llegó a constituir la identificación territorial de la corona española o de los españoles en las Indias Occidentales, sino de la población y de los intelectuales criollos, de ascendencia española y líderes de la independencia durante el siglo XIX, nacidos en América.”

Te invito a seguir profundizando la problemática bajando el ensayo completo:

  Identidad y modernidad latinoamericana
» 158,3 KiB - 2.219 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo con base en Bergman, por Fabían G. Bustamante Olguín.