Movimiento en defensa de Punta Querandíes

Los amigos del Movimiento en defensa de la Pacha, nos hacen llegar ésta invitación para participar en una caminata como forma de protesta por la situación de los humedales de Punta Querandíes (Punta Canal, Tigre, Argentina.), perjudicado por mega-emprendimientos inmobiliarios y de diversa índole que degradan una zona de gran importancia para los Pueblos Originarios y vecinos del lugar. El encuentro se realizará el 14 de febrero, y desde luego todos/as los que quieran pueden asistir. Para más información, reproduzco el correo electrónico con la convocatoria:

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA PACHA
Acompaña

Movimiento en defensa del patrimonio cultural, yacimientos arqueologicos, territorio sagrado de los pueblos originarios y de los humedales de Punta Querandies (Punta Canal).
Organizaciones e instituciones ecologistas, historiadores, vecinos y personas que esten preocupadas por desastres de los humedales y de los territorios sagrados ocasionados por proyectos y mega emprendimientos inmobiliarios.
Convoca el 2° y 4° domingo de cada mes, en la plaza frente a las Est. Ing. Maschwitz (no se suspende por lluvia) para acompañar la caminata hacia el cementerio y diversas actividades.

Domingo 31 de enero en la plaza frente la estasionde Ing. maswish,sera a las 12:30 hs de la mañana para partir al territorios sagrado de PUNTA QUERANDI (punta canal) ACTUALIZACIÓN: El encuentro se pasa para el 14 de febrero.

Quedan invitados/as.

2010: Memoria y Educación. El Taki Ongoy y la historiografía.

Por José Ignacio Allevi (*)

La cercanía del año 2010 revive numerosas cuestiones y muchas de ellas conciernen al campo de la Historia. Infaltable es, por supuesto, la celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo en Argentina -aún cuando no es claro si esto merece celebrar o reflexionar acerca del destino y la conducción de nuestro país. Pero la mirada atenta de los historiadores puede dirigirse hacia un pasado en apariencia remoto, pero que, como todos sabemos, constituye una sección estructurante de la historia de América, de la cual todos somos parte.

El 2010 permite recordar -antes que celebrar- el inicio de una década revolucionaria en el Virreinato del Perú, especialmente en la zona de Huamanga. Me refiero a los hechos acaecidos a partir de 1560, entre los cuales encontramos al Estado Neoinca de Vilcabamba y al movimiento del Taki Ongoy. El último de ellos será el que acapare nuestro análisis.

El presente artículo pretende valerse de la proximidad de los 450 años de estos acontecimientos para emprender un breve estudio acerca del tratamiento historiográfico que recibe hoy día la Historia Americana como totalidad, sirviéndose de dicho movimiento, que resulta un caso perfecto de aplicación del modelo que sostenemos. Somos concientes que las discusiones historiográficas americanas son un tópico que podría considerarse de “larga duración” –parafraseando a Braudel y su modelo temporal-, pero creemos pertinente que la discusión a nivel masivo no ha sido instalada. Creemos que el ámbito científico no ha podido extender todas sus corrientes hacia el público no abocado a la disciplina histórica y particularmente hacia los estudiantes secundarios.

Por ello consideramos que la cercanía de la con-memoración de los hechos acontecidos en Huamanga -analizados en clave historiográfica- y la discusión / aplicación / ensayo de la Nueva Ley de Educación Nacional, brindan un marco propicio para un examen de perspectivas con las cuales analizar, de manera íntegra y consciente, la Historia de América a partir de la Conquista.

  2010: Memoria y Educación.
» 174,3 KiB - 946 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Propone un ejercicio de memoria en clave historiográfica, sobre el significado del proceso de independencia y la luchas de resistencia de los originarios teniendo en cuenta la cercanía del "Bicentenario" de 2010.

(*) Estudiante de Profesorado y Licenciatura en Historia por la Universidad Nacional del Litoral.

12 de octubre: Nada que festejar

A continuación reproduzco una nota del diario “Miradas al Sur” para reflexionar sobre el 12 de octubre. Debería ser el día de la Resistencia de los Pueblos Originarios, y no el “Día de la Raza”. Siempre hay algunos ridículos que mencionan que sólo descendemos de los gringos. En realidad, somos mosaicos de culturas, de las cuales las de los pueblos originarios son importantísimas y punto de partida de nuestra Historia latinoamericana. Tal como se afirma en la nota: ayer hubiese sido 7 del agua del Tonalpohualli:

Hoy es 7 del agua del Tonalpohualli

Cuando Cristóbal Colón llegó a América, hacía tan sólo 38 años que los aztecas habían reformado su calendario, que era de 365 días, para intercalar el año bisiesto. A su vez, este calendario fue tomado de los mayas. Los aztecas lo reformaron justo antes de la llegada de Hernán Cortés. El año empezaba el día 1 de Atlacalmaco, que coincide con el 1º de marzo del calendario gregoriano.
El hecho de que las culturas americanas no hubiesen desarrollado la escritura, no representó ningún impedimento para el desarrollo de un calendario perfecto, con parecidos notables a los calendarios de pueblos mediterráneos y asiáticos. Según los mitos aztecas fue el dios Quetzalcoatl el que enseñó al hombre el calendario, al mismo tiempo que la agricultura, las técnicas y las ciencias.

Leer los calendarios es como leer en clave sus libros sagrados, sus credos y sus fiestas. Cuando los españoles llegaron a América algunas de las culturas con las que entraron en contacto estaban en su máximo apogeo: centroamérica parecía, al igual que Egipto y Mesopotamia, la encrucijada de las grandes culturas del continente, el crisol en que éstas se fundían, conservándose lo mejor de cada una de ellas. La codicia imperial truncó una historia potencial. Nuestras propias limitaciones, como culturas colonizadas, nos llevan, a diario, a no reconocer raíces e identidades que están en la piel, la alimentación y los sentimientos de millones de americanos. Por eso, hoy podemos decir que, en vez de 12 de octubre, es 7 del Agua del Tonalpohualli, tal como lo establece el calendario azteca.

Lean el resto de la nota aquí. Los pueblos no festejan, reclaman.

Propuesta didáctica sobre la explotación de los originarios durante la conquista española

En la actualidad los alumnos y alumnas se encuentran inmersos en la cultura de la imagen, todo se fija y capta mejor desde la visión (televisión, Internet, etc.), como también desde el sonido (música), por ello es imprescindible comenzar a utilizar recursos nuevos en la enseñanza de la historia, como lo son la música y la imagen, como elementos que logren la atención de los alumnos.

La mita y la encomienda fueron instituciones aborígenes existentes en América, propias de la organización social de los pueblos originarios, que los españoles a su llegada adoptaron y reacomodaron en función de sus necesidades, generando la opresión y la esclavitud.

Es imprescindible que los alumnos conozcan ésto, puesto que tienden a creer en la imagen europeizante que muestra al aborigen como un ser falto de cultura y sin organización alguna, propia de algunos libros de texto.

Para trabajar estos temas en la siguiente propuesta, me propongo integrar el uso de fuentes históricas, imágenes, y música, comparando y contraponiendo distintas visiones de esa realidad sufrida por los aborígenes. A su vez es fundamental marcar los cambios y continuidades que se dan en el tiempo, y cómo persisten distintas herencias del periodo español en la actualidad. Que los alumnos reflexionen acerca del conocimiento del pasado como herramienta para una visión de un futuro mejor es uno de mis objetivos. Otro punto importante es que los estudiantes tengan herramientas para armar sus hipótesis acerca de los hechos y que comprendan que en el aprendizaje de la historia la multicausalidad es imprescindible, debido a que los hechos acontecidos no tienen una sola causa, sino que se dan por la combinación de diversos elementos sociales, políticos y económicos, entre otros.

Para descargar el trabajo completo, hazlo desde aquí:

  La explotación de los originarios
» 202,2 KiB - 1.844 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Propuesta para llevar al aula sobre los abusos contra los pueblos originarios en la Conquista española.

(*) Ensayo en el marco del curso de capacitación docente “Maestros y Profesores enseñando Historia”, CIE Hurlingham, Dirección Provincial de Educacion Superior y Capacitación Educativa, Dirección General de Cultura y Educación, Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Subsecretaría de Educación.

La resistencia indígena ayer y hoy: ¿Cómo trabajarla en el aula?

La década del ’90… década donde tomó forma completa el proyecto neoliberal en Latinoamérica y varias partes del mundo fuera del “G8”, fue una época de “reconciliación” ante lo ocurrido en la Historia de la humanidad. El proyecto comunista ruso no estaba más, al igual que el Muro de Berlín. Entonces un “intelectual” llamado Francis Fukuyama pronosticaba el “Fin de la Historia”: afirmaba que el capitalismo había triunfado como único proyecto válido de la realización humana, las grandes utopías estaban muertas, la idea de revolución ya se había descartado, y la humanidad había llegado a su desarrollo racional máximo. Fueron varios los que se convencieron del “cuento de la buenas noches” de Fukuyama, entre ellos, nuestros presidentes de la democracia recuperada: Alfonsín, avalando la “teoría de los dos demonios” sobre la Historia reciente argentina, y Menem, privatizando todas las incumbencias de la vida cotidiana, continuaron la obra de sus amos imperiales.

La visión sobre Latinoamérica también será un fiel espejo de aquella época. En 1992 para ser más exactos, cuando desde España y con motivo de los 500 años del “descubrimiento” de América, se propuso la concepción del “encuentro entre dos mundos”. Una forma de “suavizar” la Historia latinoamericana, para que pareciera que hubo un intercambio justo entre dos “civilizaciones”, término positivista que parecía enterrado por la historiografía crítica. Tal visión de la Historia no pasó de la intención política, ya que la evidencia científica reunida por investigadores comprometidos de las Ciencias Sociales hicieron imposible sostener por más tiempo la mentira. Asimismo, la resistencia de los herederos de los pueblos originarios tanto del pasado (como Taki Ongoy, resistencia mapuche y araucanía, las Guerras Calchaquíes, Los 4 incas de Vilcabamba, y la rebelión de Tupac Amarú II) como del presente, donde los movimientos y agrupaciones reivindicactivas se encuentran por toda la región latinoamericana, contribuyeron a consolidar una mirada crítica como contrapartida a la fantasía neoliberal.

El gobierno actual parece sensible al reclamo, debido a su política de derechos humanos. Pero una cosa es el apoyo en el discurso, y otra la práctica: el reclamo indígena sigue vigente, no es sólo una cuestión de reconocimiento civil, sino también de puntos concretos como el acceso a la tierra, los medios para producirla, la concepción de la propiedad comunal y el respeto de sus costumbres ancestrales.

Teniendo en cuenta lo anterior, proponemos a los docentes, un examen reflexivo sobre el uso de cuatro situaciones didácticas distintas para desarrollar la problemática de la resistencia indígena en el aula, a través de fuentes diversas: documentos, artículos periodísticos, guiones musicales, y fuentes multimedia.

Para bajarte el trabajo completo puedes hacerlo desde aquí:

  Resistencia indígena, cómo trabajarla en el aula
» 525,8 KiB - 2.473 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Varias estrategias pedagógicas para trabajar la resisntencia de los pueblos originarios en el aula.

(*) Ensayo en el marco del curso de capacitación docente “Maestros y Profesores enseñando Historia”, CIE Hurlingham, Dirección Provincial de Educacion Superior y Capacitación Educativa, Dirección General de Cultura y Educación, Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Subsecretaría de Educación.