Navegando por
Categoría: Historia Moderna

En rescate del patrimonio histórico de Pudahuel

En rescate del patrimonio histórico de Pudahuel

Este proyecto de Gestión y Patrimonio cultural se refiere al rescate del patrimonio tangible de la comuna de Pudahuel a través de uno de sus símbolos históricos: La capilla del Fundo Santa Corina, dando cuenta de la estrategia de desarrollo y las líneas de acción para ir en rescate del patrimonio histórico de esta comuna. Puedes descargar el proyecto aquí:

  Rescate de Pudahuel
» 291,0 KiB - 595 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Las vicisitudes con respecto a la conservación del patrimonio histórico-cultual de Pudahuel.

Breve ensayo sobre imperialismo popular británico

Breve ensayo sobre imperialismo popular británico

En este ensayo hablaré sobre el imperialismo popular británico, concepto aparecido en el texto del profesor Luis Togores que surge en el momento de mayor esplendor de la Corona Británica durante el reinado de Victoria I. Yo entiendo por imperialismo popular cuando gran parte de la población, en este caso inglesa, manifiesta de forma abierta, y plenamente a favor, el sentimiento imperial. Este sentimiento imperial todavía se puede notar en la cultura inglesa, lo cual es causa de orgullo para muchos y algo muy característico cuando pensamos en Inglaterra.

  El imperialismo popular británico
» 104,7 KiB - 1.684 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo sobre la mentalidad popular inglesa con respecto al imperialismo inglés.

Los Estados Generales mediante Role-playing

Los Estados Generales mediante Role-playing

Como le había avisado al público docente en el artículo anterior, hoy quiero realizar algunos comentarios sobre la técnica de role-playing, basándome en el ejemplo que desarrolla Edgardo Ossanna en «Técnicas grupales en la enseñanza de las Ciencias Sociales»: Revolución Francesa > Tema: Los Estados Generales.

Haciendo memoria, los Estados Generales es el apelativo por el cual se conoce a una antigua institución medieval francesa de carácter consultivo, ésta era convocada por el monarca para «discutir» asuntos críticos del Reino. Esta institución refleja la sociedad feudal estamental a través de 3 agrupaciones: las dos primeras, Clero y Nobleza eran compactas, es decir, su condición era hereditaria y legalizada principalmente por un elemento religioso. Por más que tuvieras alguna riqueza, era difícil entrar al «club» porque había que ser «invitado». El Tercer Estado resultaba una agrupación falsa, no era real, tampoco compacta, porque reunía a multitudes de grupos sociales que no tenían una condición noble (grandes mercaderes y banqueros, comerciantes menores, artesanos, tenderos, campesinos, etc.) ¿Cómo te imaginas que decidían entonces? Por bloques, no por individuos, razón por la cual las agrupaciones compactas contaban con la palabra. Durante el absolutismo, estas reuniones resultaron poco frecuentes, porque los monarcas se fueron modernizando (aunque no abandonaron su poder temporal, ni su ‘legalización’ a través de la religión): adoptaron la burocracia estatal, el dinero contante y sonante en vez del tributo por producción, un sistema de impuestos, un ejército propio, la venta de títulos nobles al mejor postor (acá aparecen compradores: los altos burgueses), entre otras cosas. Sin embargo, el llamamiento de Luis XVI a los EG en mayo de 1789 se debió a una gran crisis estructural (cuando se conjugan diferentes factores de importancia global para una sociedad) de la cual su base, la producción rural sostenida por los campesinos, estaba en declive resultado de malas cosechas, hambrunas, enfermedades y cambios climáticos. Los grupos ideológicos liberales-burgueses que durante años venían nutriéndose de la experiencia inglesa pensaron que ésta era la oportunidad para inclinar la balanza a su favor…

Luego de esta acotadísima introducción que he hecho sobre los EG, vamos a lo que nos importa: ¿Qué es la técnica de Role-playing y en qué consiste? Es un «Juego de Rol», se trata de una técnica grupal donde recreamos un acontecimiento histórico a través de un escenario posible con sus respectivos personajes. Para el tema de los EG, Ossanna propone lo siguiente (*):

Objetivo: Que los alumnos comprendan la forma de pensar y de actuar de distintos individuos y grupos sociales ante situaciones históricas concretas.

Participantes: Son activos los que desempeñan roles, el resto del grupo actúa como espectador, colaborador y crítico (…)

Actividades previas:
1) Para que la actividad tenga éxito es necesario que los alumnos hayan captado las características y la evolución de todo el proceso histórica previo (…) 2) Los alumnos deben conocer claramente las características de la técnica por utilizar (…)

Desarrollo:
1) El profesor indicará con precisión el tema o interrogante planteado, en este caso por ejemplo, ¿Qué dirán (…)
– un miembro del tercer estado?
– un miembro del alto clero?
– un miembro de la alta nobleza? (…)
2) A continuación se pasará a la escenificación (…) La acción no deberá interrumpirse (…) ya que para apreciar apreciar mejor algunos detalles se interrumpe la representación, perdiéndose la visión en conjunto. (…)
3) se pasa al comentario y debate sobre la representación (…) nos interesa mucho más apreciar la comprensión de la situación histórica que las dotes artísticas y representativas de los alumnos (…)

Esto último no implica desmerecer el esfuerzo que han realizado los alumnos, para nada, se trata simplemente de acceder a través de la ficción al tema histórico ‘redescubierto’ por la experiencia.

Lo más importante de la técnica es que fomente el trabajo en grupo y el interés por representar el acontecimiento histórico. En un momento previo, se deberían preparar los guiones correspondientes para la escena: primero debemos recomendar lecturas provechosas para lograr el perfil de los personajes, haciendo hincapié en el clérigo, un noble y un comerciante burgués (se pueden incluir más si se requiere, ej: campesino). Luego vendrá el momento de realizar los guiones y el inventario de recursos para la representación: los mismos alumnos pueden realizarlos con el asesoramiento del docente, sobre todo los que no actúan.

No es necesario una gran obra teatral si no se dispone de tiempo o recursos: se pueden recurrir a situaciones cortas y concretas de no más de 10-15 minutos. (De hecho si son cortas y tienes un curso muy grande, puedes realizar 2 o 3 escenas por grupos de alumnos sobre temas que lleven al central: campesinos, ideas ilustradas, las masas populares en las ciudades, la vida aristocrática, los burgueses.)

El debate debe servir para intercambiar ideas sobre las situaciones representadas comparándolas con los conocimientos ya adquiridos en clase, reconocer que el Hombre es producto de su tiempo, del contexto histórico en el cuál desarrolla su vida. Por último, muy importante para el docente: evaluar el trabajo en grupo y ver los futuros temas a relacionar para llevar una continuidad temática tras la experiencia.

Bibliografía:

(*) Ossana, Edgardo: Técnicas grupales en la enseñanza de las Ciencias Sociales, Ed. Kapelusz, Cáp. I, II, III.

El Cabildo de Concepción y la destitución del Gobernador Antonio de Acuña y Cabrera en 1655

El Cabildo de Concepción y la destitución del Gobernador Antonio de Acuña y Cabrera en 1655

Por Gonzalo Verbal Stockmeyer

El historiador Jaime Eyzaguirre (1908-1968) recalcó, en muchas de sus obras, que la teoría política de la época indiana se sustentaba en dos principios íntimamente unidos. El primero, basado en la tradición española, consideraba que el Estado estaba conformado por dos elementos: la Corona y el pueblo o comunidad. El segundo, sostenido por eminentes teólogos (Francisco Suárez, Juan de Mariana, entre otros), “afirmaba que el poder emanaba de Dios y descendía informe a la comunidad la cual se encargaba de concretarlo en el titular”[1].

Es esencial tomar en cuenta estos dos principios si se desean comprender muchas de las actuaciones o decisiones del Cabildo en el Reino de Chile y en las Indias en general. Esta institución, en efecto, se sentía legítima representante de la comunidad y, en la práctica, operaba como expresión del pueblo o “república” ante las autoridades subordinadas de la Corona (gobernador, Real Audiencia y demás).

En cuanto al segundo principio, hay que decir que el Cabildo fue protagónico, aunque no de manera habitual, en la determinación de las autoridades políticas. Un caso paradigmático es el nombramiento en 1541 de don Pedro de Valdivia (1497-1553) como Gobernador interino de Chile. Un segundo ejemplo, que es el que ahora analizamos, sucedió en 1655 cuando el Cabildo de Concepción destituyó por mal gobierno al Gobernador Antonio de Acuña y Cabrera (1634-1662).

El objeto del presente ensayo es describir y analizar el segundo de los acontecimientos arriba mencionados. La idea es tratar dicho evento histórico como una manifestación palpable de la acción política del pueblo y del Cabildo como órgano representativo de aquel.

Además de la bibliografía secundaria, en parte enunciada en el apartado siguiente, hemos acudido, en calidad de fuente primaria, a la crónica de Jerónimo de Quiroga, conocida como “compendio histórico”[2]. Además, aunque no se trate de una fuente directa, nos hemos apoyado en la obra de Vicente Carvallo y Goyeneche denominada “Descripción histórico-geográfica del reino de Chile”[3].


[1] Eyzaguirre, Jaime, Historia de las instituciones políticas y sociales, Editorial Universitaria, Santiago, Chile, 1991, pp. 23 y 24.
[2] De Quiroga, Jerónimo, “Compendio histórico de los más principales sucesos de la Conquista y Guerra del Reino de Chile hasta el año 1659”, Colección de historiadores de Chile y documentos relativos a la historia nacional, Tomo XI, Imprenta de la Librería del Mercurio, Santiago, 1878.
[3] Carvallo y Goyeneche, Vicente, “Descripción histórico-geográfica del reino de Chile”, Colección de historiadores de Chile y documentos relativos a la historia nacional, Tomo VIII, Imprenta del Ferrocarril, Santiago, 1861.Si quieres descargar el documento completo en formato word, pincha AQUÍ.

La Inquisición como órgano de represión de la Iglesia Católica

La Inquisición como órgano de represión de la Iglesia Católica

Este es un ensayo realizado en el 2005, en el cual esboza el origen de la Inquisición de detener el avance de la herejía. Aunque, eso era en «lo formal», ya que la Iglesia tampoco quería que se le discutiese, ni menos poner en peligro su poderío.

  La Inquisición como órgano de represión de la Iglesia
» 140,1 KiB - 2.859 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo crítico del papel de ésta controvertida organización dentro del seno de la Iglesia Católica.