Navegando por
Autor: Mario Roberto Molina

La Memoria sin memoria

La Memoria sin memoria

Por Fernando Ruarte (*)

A partir de la década del ’80, con la recuperación de la democracia, en buena parte de los países del cono sur, comenzó un proceso de construcción de memoria social vinculado a las experiencias vividas durante el terrorismo de Estado.

En el caso argentino, la memoria testimonial tuvo un peso muy fuerte en ese proceso. Los testigos, representados como “víctimas”, fueron los transmisores de la experiencia sufrida durante los años de desaparición, secuestro, asesinato y apropiación de niños.

Beatriz Sarlo señala que el pasado, en tanto tiempo conflictivo, no siempre se presenta como liberador del recuerdo, sino que implica acciones que, invariablemente, adquieren distintas direcciones y que éstas, están condicionadas por el tiempo en el que actúan, que es siempre el presente. Porque tal como dice Giles Deleuze el presente es el tiempo propio del recuerdo. Es decir: siempre que se reclame el ejercicio de la memoria, esta actuará en función de las situaciones del contexto desde el cual se la invoca.

El siglo XX estuvo marcado por muchas muertes: la de la historia, la del sujeto, la de los testimonios. Pero todos estos cadáveres han tenido, aunque en distinto grado, su resurrección. ¿Esta muerta la memoria como proceso de transmisión de la historia? ¿Está muerto el sujeto como portador de la transmisión? ¿Están muertos los testimonios como dadores de sentido? Me interesa pensar estas preguntas desde un tiempo y desde un territorio, Chepes, mi ciudad, ubicada en la provincia de La Rioja.

Para leer el resto descarga el trabajo desde aquí:

  Memoria sin Memoria
» 91,6 KiB - 866 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Un trabajo de Fernando Ruarte acerca de la cuestión de la Memoria en Chepes, La Rioja, Argentina.

(*) Estudiante del Profesorado de Historia del ISFD de Chepes, La Rioja, Argentina.

Cuatro años de Hablemos de Historia

Cuatro años de Hablemos de Historia

Hola mis estimados lectores. El pasado 12 de febrero el blog cumplió 4 años de existencia en la web. El 2009 fue un año difícil para el proyecto debido a que otros proyectos (laborales y también de la vida) restaron tiempo, ganas y dedicación a éste espacio. Ésto se vió reflejado en la baja del ritmo de la publicación, aunque siempre buscamos publicar contenido bien hecho, en base a lecturas y dedicación. Quizá tengamos que reflexionar de qué manera vamos a seguir, pero definitivamente esa es la idea: continuar con éste espacio que tan necesario es en tiempos donde el debate de ideas parece ser mala palabra para algunos.

Esperamos contar con ustedes éste año, con sus colaboraciones, y con su curiosidad: que sin ella no puede haber conocimiento alguno, ni tampoco acción alguna. Salud!

Movimiento en defensa de Punta Querandíes

Movimiento en defensa de Punta Querandíes

Los amigos del Movimiento en defensa de la Pacha, nos hacen llegar ésta invitación para participar en una caminata como forma de protesta por la situación de los humedales de Punta Querandíes (Punta Canal, Tigre, Argentina.), perjudicado por mega-emprendimientos inmobiliarios y de diversa índole que degradan una zona de gran importancia para los Pueblos Originarios y vecinos del lugar. El encuentro se realizará el 14 de febrero, y desde luego todos/as los que quieran pueden asistir. Para más información, reproduzco el correo electrónico con la convocatoria:

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA PACHA
Acompaña

Movimiento en defensa del patrimonio cultural, yacimientos arqueologicos, territorio sagrado de los pueblos originarios y de los humedales de Punta Querandies (Punta Canal).
Organizaciones e instituciones ecologistas, historiadores, vecinos y personas que esten preocupadas por desastres de los humedales y de los territorios sagrados ocasionados por proyectos y mega emprendimientos inmobiliarios.
Convoca el 2° y 4° domingo de cada mes, en la plaza frente a las Est. Ing. Maschwitz (no se suspende por lluvia) para acompañar la caminata hacia el cementerio y diversas actividades.

Domingo 31 de enero en la plaza frente la estasionde Ing. maswish,sera a las 12:30 hs de la mañana para partir al territorios sagrado de PUNTA QUERANDI (punta canal) ACTUALIZACIÓN: El encuentro se pasa para el 14 de febrero.

Quedan invitados/as.

El conocimiento histórico y su relación con la perspectiva CTS. Un análisis crítico.

El conocimiento histórico y su relación con la perspectiva CTS. Un análisis crítico.

Por Lidia Rosa Ordaz Sánchez. (*)

¿Qué es la historia? ¿Cuáles son sus principales objetivos? ¿Es una ciencia? ¿Es un arte? ¿Cuál es la función de los historiadores? Estas, entre otras interrogantes, conviven diariamente con los que de una forma u otra caminamos por diferentes senderos en busca de la verdad histórica y la esencia de los fenómenos históricos.
Al caminar por estos senderos y encontrar numerosos escollos Marc Bloch, importante investigador francés de origen judío y representante de una de las corrientes historiográficas más importantes del siglo XX: los Annales, fusilado por las tropas nazis en 1944, nos describe la siguiente situación en su libro Apología de la Historia:

“En el siglo X de nuestra era había un golfo profundo, el Zwin, en la costa flamenca. Después se cegó. ¿A que rama del conocimiento cabe asignar el estudio de este fenómeno? Al pronto, todos responderán que a la Geología. (…) Sin embargo, cuando se examina la cuestión más de cerca, descubrimos que las cosas no son tan sencillas.”
“…Porque sin duda, el colmataje fue cuando menos favorecido por la construcción de diques, por la desviación de canales, por desecaciones: todos actos humanos, nacidos de necesidades colectivas y que solo fueron posibles merced a una estructura social determinada” (…)

La principal preocupación de Marc Bloch, cuando vertió en este libro sus inquietudes científicas, era la legitimación de la historia como ciencia. Así, junto a él descubrimos el fascinante mundo de la historia y sus contradicciones a través del análisis de las principales características del conocimiento histórico. Aunque la relación entre ciencia, tecnología y sociedad y la explicación del contexto histórico-social que influye en el desarrollo de los eventos científicos y tecnológicos es un tema de reciente creación como un campo institucionalizado, Bloch propicia el llamado de atención sobre esta relación entre la historia y las demás ciencias lo que trae como consecuencia uno de los principales aportes de los Annales a los estudios históricos: la interdisciplinariedad.

El debate que hoy se desarrolla alrededor de estos temas, es muy amplio entre teóricos e investigadores a raíz de la necesidad que surge de reflexionar, desde todo punto de vista, acerca de la ciencia y la tecnología, debido a los avances sostenidos pero a la vez alarmantes que ha tenido este campo y a la presencia del hombre en el centro de toda esta producción científica tanto como sujeto activo que como objeto de estas innovaciones algo que marcha paralelo a la cada vez más creciente preocupación del hombre por su entorno. Las concepciones acerca de la relación ciencia, tecnología y sociedad han evolucionado y se lo debemos en gran parte al interés de la comunidad científica por la implantación de la perspectiva CTS (Ciencia, Tecnología y Sociedad) incluso como parte de los sistemas educacionales de los diferentes países reflejando objetivos educativos y formativos en las nuevas generaciones.

Si quieres leer el ensayo completo, puedes descargarlo desde aquí:

  El conocimiento histórico y su relación con la perspectiva CTS
» 114,6 KiB - 1.064 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Un artículo que se hace preguntas acerca de la relación entre la Historia y la perspectiva CTS (Ciencia, Tecnología y Sociedad).

(*) Licenciada en Historia por la Universidad de la Habana, Cuba; ha trabajado como profesora e instructora docente. Actualmente se desempeña como Profesora de las asignaturas de Historia de Cuba e Historia Moderna, por la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”, en el Departamento Historia y Marxismo.

Un millón de voces

Un millón de voces

América PuñoSimplemente escribo para comentarles que estamos muy contentos por todas las visitas que hemos recibido durante éstos casi 4 años. Según el contador somos más de 1.000.000 de voces interesadas por aprender y conocer más de la Historia (o las historias), la memoria, y su regreso a un presente donde las necesitamos más que nunca para aprender de las lecciones que otros anónimos como nosotros descubrieron y construyeron en su momento.

El equipo tuvo que hacer un parate necesario para atender determinados asuntos, pero está claro que el espacio puede ser de gran utilidad, sobre todo para aquellos/as que verdaderamente lo ven como un lugar de intercambio cultural, de discusión, y de la necesidad de producir contenidos que vayan contra la lógica de otros proyectos que brindan toda la información masticada, lista para una reproducción sin sentido; que los profes de historia (así como los estudiantes en camino de serlo) detectamos a la legua. Por eso no nos cansamos de repetirlo: Se trata de pensar la Historia, de discutirla, de dar a conocer lo que hacemos, y de referenciar correctamente las ideas que no son nuestras. Internet no está solamente para sacar lo que necesitamos, sino que el sentido de la web deber ser compartir. Por eso felicitamos a todos aquellos que han colaborado desinteresadamente con el proyecto: desde los que envían trabajos para su difusión, hasta los que comentan constructivamente, tratando de exponer sus argumentos. También agradecemos a todos los que nos referencian con enlaces o citas bibliográficas a los contenidos. Nos da una alegría muy grande saber que parte de ellos forman parte de bibliografía de cursos en universidades y centros comunitarios.

Sólo por eso decimos que somos un millón de voces, y alentamos a que el proyecto siga, a seguir colaborando y a seguir discutiendo (poco, mucho no importa), porque los tiempos que vivimos requieren de personas comprometidas con su realidad, de protagonistas, y no sólo de observadores.

(*) La imagen del artículo la encontramos en el blog Esquina Montevideo.