Memoria del Saqueo (2002-03)

Memoria del Saqueo es un documental realizado por el cineasta argentino Fernando “Pino” Solanas, en torno a la crisis del 2001. Para algunos significó una crisis económica dentro de la maquinaria fluctuante del capitalismo, para otros el panorama de descontento social de aquellos años fue una jugada política organizada contra el gobierno de Fernando de la Rúa (mediante una alianza entre clase media y baja), mientras que otra posible versión lo cataloga de “Argentinazo”; es decir de la aparición de una rebelión popular muy sentida que decía basta a los atropellos cometidos a la luz de la frase “¡Que se vayan todos!”. Pero cuando hablamos de crisis, es muy posible que todos estos factores se encuentren integrados. Esto es lo que ocurre en el film de Solanas: a la luz del pasado reciente de la Argentina busca las pistas para entender los problemas irresueltos de nuestro país. De esa manera analizará el período que va desde la última dictadura militar (’76) hasta la crisis del 2001.

Desde el título habla de “dos saqueos”: el del 2001, es un saqueo producto de la bronca y el descontento social, una serie de manifestaciones populares violentas que no se compararon con un saqueo mayor, silencioso y sistemático producido por la aplicación de las recetas neoliberales durante años en nuestra Historia. Estas “recetas” no solo trajeron malestar económico a la larga, sino que también produjeron un genocidio social que se evidencia en hambre, desnutrición, enfermedades, pobreza y exclusión social.

Gracias a Películas en Red, puedes ver el documental aquí mismo:


Google - Memoria del Saqueo, parte 1
Ver segunda parte.

6 thoughts on “Memoria del Saqueo (2002-03)

  1. Muchas gracias por el documental, nunca está de más que nos recuerden lo que todos sabemos y el caso de Argentina -de sus políticos y su nivel de corrupción- es sencillamente monumental. Aunque en muchísimos otros sitios, desgraciadamente, no tenemos de qué estar demasiado orgullosos.
    Yo puedo entender que esto suceda cuando una dictadura o una tiranía impone esto por la mera fuerza, la gente lo asumimos por miedo y porque no queda más remedio, pero es escalofriante, cuando lo piensas bien, que esto suceda en supuestas democracias, ¡cómo es posible que la gente vuelva a votar una y otra vez a quienes le defraudan y les quitan el pan de la boca! Aquí juega un papel muy importante la manipulación de los mass media y del sistema educativo: estamos de algún modo anestesiados y robotizados. Es que si no, no tiene explicación.

  2. Mario Roberto Molina says:

    Hola Gustavo, sin dudas es un cuadro escalofriante. ¿Qué democracia moderna puede presumir de justa, hoy en día? Lo preocupante no es solamente la manipulación, sino aquellos que se conforman con hacer la vista gorda, o de realizar tratos con los corruptos con la finalidad de obtener algunas migajas. Lo peor es que esta cultura del “que lo haga otro” está muy instalada en la sociedad. La gente solo reacciona cuando el sistema no es capaz de darle ni siquiera los beneficios mínimos, mientras que unos pocos disfrutan del derroche. 7 años después del “que se vayan todos”, como está la cosa: lamentablemente sigue igual, aunque por los menos hay un interés de algunos sectores populares en organizarse en iniciativas comunitarias (tanto dentro como fuera del sistema) que intentan hacer cosas distintas de la política tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*