Los nuevos piratas del siglo XXI

Por uge

Hace trescientos años los reyes ingleses pagaban a convictos marineros para que se dedicaran a la piratería en las aguas atlánticas, intentando así mermar el comercio entre América y la metrópoli española. Los expolios, robos, asesinatos fueron continuos por parte de ladrones a sueldo mitificados literariamente por orden de la corona inglesa. Lo que hoy seria terrorismo de estado hace trescientos años eran acciones románticas de unos fabulosos marineros (versión inglesa). Ahora en esta época tras los vergonzantes expolios llevados a cabo en Egipto, Grecia, la India y aguas caribeñas, los piratas ingleses han marcado su objetivo en la bahía de Cádiz (la zona de mayor concentración de pecios de todo el planeta).
El barco americano Odissey con financiación inglesa y apoyo logístico a través de Gibraltar ha extraído del mar un gran tesoro aún por determinar debido al oscurantismo por parte de la expedición. Lo que en un principio fue un hallazgo del navío británico HMS Sussex, cada vez más se sospecha que es de un galeón español del siglo XVIII, concretamente de la época de Carlos III.
Según fuentes del ministerio español en el supuesto tesoro ingles hay monedas con la esfinge de Carlos III, este hecho, la falta de información por parte del Odissey, la forma que evacuaron el tesoro (a escondidas) a través de Gibraltar y conociendo a los ingleses y sus hermanos norteamericanos me temo que nuevamente el patrimonio español ha sido saqueado por estos amantes de lo ajeno anglosajones.
El barco Odissey le fue concedida una licencia para investigar en aguas gibraltareñas pero en estos días han aparecidos pruebas confirmadas con imágenes de satélite que el barco opero en aguas españolas durante todo el invierno. Fotografías tomadas del tesoro en el aeropuerto de Gibraltar confirman que en el tesoro hay monedas españolas. Después de estos sucesos el ministerio de cultura español ha denunciado en Tampa (Florida) a la empresa Odissey para intentar aclarar la identidad del tesoro y en caso de ser español exigir la devolución.
Realmente es difícil entender la negligencia española consintiendo que los cazatesoros naveguen en aguas españolas sin hacer ninguna investigación y seguimiento por parte de las autoridades marítimas. La excusa que ponen es que la gran avalancha de inmigrantes ilegales africanos que todos los días tienen que controlar en las aguas españolas les impide llevar a cabo otras acciones, pero eso no es excusa, un país moderno y rico debe de tener los suficientes recursos para ambas cosas, y también para crear un grupo de investigación y extracción de los pecios españoles en las aguas españolas. Tesoros fenicios, griegos, romanos, árabes, castellanos están esperando para que sean sacados de las aguas atlánticas. Si el gobierno español no toma medidas urgentes y financia la extracción de los pecios, los siempre insaciables y nuevos piratas del siglo XXI abrazaran con sus zarpas el patrimonio español para llevarse y vender al mejor postor una buena parte de la historia hispana y americana.

Dentro de unos meses este acto de pirateria nos lo venderan a traves de documentales televisivos como un proyecto de investigación arqueologica marina que salvó y recuperó para la humanidad (sus bolsillos) un tesoro de incalculable valor cientifico e historico.

Y mientras nosotros lo vemos por la televisión, previo pago, ellos lo estaran subastando ilegalmente en algun lugar del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*