Introducción social al Software Libre

Después de mucho tiempo de no escribir en el blog, vuelvo con éste artículo sobre una de las problemáticas de las que me gusta ocuparme en los ratos de pasatiempo: el Software Libre. Y me preguntan: ¿Qué tiene que ver con la Historia? Bueno, los que estudiamos Historia pensamos que TODO tiene que ver con ella, para poder entender como llegamos a la realidad actual, y porque hacemos preguntas del pasado desde el presente. Y sí, el Software Libre no es la excepción, ya que se trata de una auténtica revolución en el mundo de la informática desde los años ’80 en adelante. Sentó las bases de las críticas al copyright o patentes sobre los programas informáticos, y desde allí se difundió a la crítica en otras áreas de la cultura, como la literatura y la música. Surgió así el Copyleft, las licencias libres, y algo muy importante: los sistemas operativos GNU/Linux.

En éste “artículo-ensayo” me doy la libertad de incursionar por distintos temas: desde definiciones técnicas que siempre me hubiera gustado que me las explicaran, las ventajas y “desventajas” frente al software privativo, una selección de distros que les podría llegar a interesar y lo más importante: las cuestiones referentes al uso social del Software Libre, así como las principales discusiones filosófico-ideológico-políticas que defino como “cuestiones de fondo”. Toda ésta mezcla en sólo 8 paǵinas, aunque me hubiera gustado escribir más todavía. Desde ya agradezco críticas y sugerencias al respecto.

Descarga el artículo completo desde aquí:

  Introducción social al Software Libre
» 135,6 KiB - 909 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Un artículo que trata de explicar conceptos del Software Libre y su relación con la realidad social.

4 thoughts on “Introducción social al Software Libre

  1. SaxumLeft says:

    La verdad es que me identifico mucho con el artículo, porque comparto el interés por la Historia (como estudiante) y el software libre (como usuario), ambos para mí vinculados al compromiso por el cambio social. Entre otras cosas, me sirvió para conocer una distro de unos paisanos míos que hasta ahora desconocía y que me parece interesante: GALPON MiniMo.

    Por otra parte, comparto la crítica que haces del escepticismo de la izquierda tradicional hacia el software libre. Yo creo que lo que subyace ahí es una cierta mentalidad “estatista”, en el sentido de que para algunos militantes parece que el socialismo consiste únicamente en que el Estado se haga propietario de las industrias hasta ahora en manos de capitalistas privados. No cuestionan el modelo de trabajo y de desarrollo imperante en dichas industrias, sino únicamente en manos de quién están (y dan por sentado implícitamente que el mero hecho de que una industria esté en manos del Estado [y éste a su vez en manos de un partido nominalmente obrero] equivale a que esté en manos del pueblo, cosa para mí más que discutible). Las organizaciones y los movimientos de la izquierda transformadora deberían utilizar software libre, en efecto, pero no sólo por motivos de seguridad y para evitar el control del imperialismo (razones ya de por sí suficientes), sino también porque el software libre demuestra que es posible avanzar tecnológicamente con un modelo de trabajo cooperativo. Cierto es que el software libre en sí mismo no excluye un modelo de desarrollo capitalista, pero ofrece herramientas para un modelo de tipo socialista. Despreciar esto, como hacen algunas personas de izquierda, creo que es un profundo error. Difícilmente podremos construir algún día un “hombre nuevo” si nos aferramos al “modus operandi” y a las pautas de comportamiento a las que estamos acostumbrados bajo el capitalismo. De todos modos, esto daría lugar a un largo debate y en realidad el motivo de mi comentario es otro.

    El verdadero motivo por el que me he animado a poner aquí un comentario (pese a la parrafada anterior, fruto de mi incontrolada indignación político-social) es que me he parado a pensar sobre el tema de la inseguridad de los sistemas webmail (que tú mencionas de pasada en la pág. 4). Como la mayoría, yo utilizo Gmail, pero me molesta la abusiva política de privacidad de Google. La verdad es que no conozco buenas alternativas ni libres ni privativas. En http://www.mastermagazine.info/articulo/13167.php, hablan de un proyecto que va en la línea de crear, entre otras cosas, servidores de correo web completamente libres y seguros. Pero, a pesar de que la noticia es antigua (2008), yo no he encontrado que haya surgido algo en ese sentido en los últimos años. Hay gente que propone utilizar GMX (por ejemplo aquí: http://potencialibre.wordpress.com/2009/12/16/webmail-mejor-que-gmail/ [ver los comentarios]), pero dicen que tiene limitaciones (no más de 10 e-mails por hora). Aparte, leyéndome la información oficial de GMX (http://gmx.com/), veo que efectivamente tienen una política de privacidad mucho más clara y estricta que la de los servidores de webmail comunes (Gmail, Hotmail, Yahoo!, etc.), pero no parece que hayan liberado el código. Yo no he probado GMX todavía. ¿Conoces algo de GMX? ¿Conoces otras alternativas?

    En fin, disculpa por la extensión de mi comentario. Saludos y enhorabuena por el artículo, que ahora mismo me dispongo a difundir entre mis amigos.

    • Mario Roberto Molina says:

      Hola SaxumLeft, bienvenido. Que bueno que te haya agradado el artículo, aunque no parezca lo vengo cocinando en tiempos libres desde hace un año. Y lo siento muy cercano porque es una especie de “conclusión” después de 2 años usando GNU/Linux, aunque ya usaba programas libres muchos años antes. Es verdad lo que decís de los aspectos comunitarios del software libre, aunque muchos se guien hoy por meritocracia (el que más aporta, es más reconocido), debemos abrazar modelos colaborativos, donde sin importar la curva de aprendizaje, todos seamos tutores y aprendices a la vez. Lo importante es difundir, ser parte, o crear comunidades, ojalá en el futuro con exponentes de izquierda heterodoxa, que tenga un praxis real y dialéctica. No puede ser que para organizar una movilización, o simplemente reunirse, hoy muchas organizaciones dependan de Facebook o servicios similares!

      Bueno, con respecto a los webmails, recomiendo el uso de https://riseup.net/es. Administrado por compañeros anarquistas e izquierda diversa, es un webmail que brinda correo seguro, listas de correo, y consejos para aumentar la seguridad por medio de criptografía. Es gratuito, primero comenzarás con 25mb (que se van incrementando automáticamente o realizando una solicitud) y entre sus condiciones piden que como mínimo compartas una visión amplia de la izquierda: la democracia directa, anti-sexismo, anti-racismo, anti-capitalismo, auto determinación, autonomía local, ecología y economía comunal. Además tenés que usar la cuenta y acceder a ella como mínimo cada 6 meses, lo cual es lógico porque estarías usando espacio para otro usuario. Si realmente podés aportar dinero, aceptan las donaciones que puedas, por mínima que sean. Para inscribirte, podés llenar una solicitud de alta (que tardará un tiempo extenso en contestarse), o bien conseguir invitaciones de dos usuarios que ya estén usando el servicio.

      Me encanta que te hayas comunicado, que hayas descubierto buenas distros, y que difundas ésta info. Muchas gracias.

  2. SaxumLeft says:

    Gracias por la información. Acabo de enviar una solicitud para hacerme un e-mail en riseup.net 🙂 También probaré otras cosas. ¡Un saludo y larga vida al software libre/comunitario!

  3. No son pocas las ONG o pequeñas empresas que, como buena parte de los usuarios particulares, no tienen todo su material informático “legal”; concretamente en cuestión de programas (software) o de sistema operativo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*