Post cruzado: La historia y la crítica de la información

Por Alberto Wong Hiu (*)

La ciencia histórica representa un valioso auxiliar en el empeño de cada uno de depurar la información que recibimos, sin importar cuáles sean los canales de transmisión y las fuentes de la misma. En primer lugar, el conocimiento riguroso del pasado -concretamente de un periodo determinado espacial y temporalmente- evitará en mejor forma el caer en posturas simplistas, esquemáticas o maniqueas sobre realidades actuales. En esto se debe ser consecuente: no se puede pensar que la sociedad y su historia es compleja en el pasado, pero al tiempo mitificar fenómenos modernos. Es quizá el caso de algunos analistas que al referirse al desarrollo experimentado por Japón destacan lo económico olvidándose del plano social. Otros limitan las razones del éxito japonés a sus peculiaridades culturales e idiosincracia, etc.

Otro elemento fundamental es el método crítico en historia, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII cuando Mabillon publica su célebre De re diplomatica. De este método crítico no nos interesa, para efectos de la crítica de la información, la llamada crítica externa o de autenticidad, la cual tiene que ver con la fecha y lugar de origen del documento; por el contrario, la crítica interna o de fiabilidad es un valioso auxiliar. Como su nombre lo indica ella se ocupa de determinar el grado de fiabilidad del informante.

Para leer el resto del artículo, siga éste enlace al blog original.

(*) Docente en Historia de Colombia. Investigador independiente. Miembro de la Asociación Colombiana de Historiadores.

La historia social desde abajo y su búsqueda de una tradición radical inglesa. La labor de la Escuela Marxista Británica.

La historiografía marxista ha hecho importantes contribuciones a la historia de la clase obrera, de las naciones oprimidas y a la metodología a la historia desde abajo. El principal aspecto característico de esta corriente se ha basado en la tesis del carácter determinado de la historia, bajo el prisma de la lucha de clases, resumida en el choque de una clase dominante y una clase oprimida. Es por tanto teleológica, es decir postula un sentido de la historia hacia un estado final que sería una sociedad sin clases. Además, en
consonancia con los planteamientos de Marx y Engels, su objetivo es también político ya que busca ser un instrumento para llevar la libre conciencia a los oprimidos en su liberación.

De lo anterior, el presente ensayo reflexionará acerca de la historiografía marxista, en su vertiente británica, en especial, de la llamada Escuela Marxista Británica (EMB) que hace referencia a la generación de historiadores quienes, desde la década del treinta, hicieron una crítica y contribución desde sus respectivas investigaciones históricas a la renovación del conocimiento historiográfico presentando como particularidad -a mi juicio- el tratamiento flexible de los conceptos marxistas clásicos reflejado en la subordinación de los aspectos económicos por lo social, político y cultural. Esta renovación teórica generó un valioso aporte al conocimiento histórico, proponiendo otros enfoques -como por ejemplo, la historia “desde abajo”- convirtiéndose, junto a la Escuela de los Anales en Francia, en una de las corrientes más significativas de la historiografía del siglo XX.

Para leer el resto del ensayo descarga el archivo desde aquí:

  Escuela Marxista Británica
» 163,3 KiB - 2.788 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Un recorrido por los aportes historiográficos de ésta corriente dentro del marxismo.

Montajes históricos y maquinación política; apuntes para repensar la historia de los sectores populares.

Una de las interrogantes más seguidas que nos hacemos quienes gozamos de leer, sentir, escuchar y escribir la Historia, es ¿como historiar a los sectores populares?, ya que este sector social, ha sido relegado históricamente a ser meros observadores de una historia en proceso.

Las distintas corrientes investigativas, nos sumergen en un debate interesante: lo político frente a lo social, ¿historiar para el poder o historiar para la gente?, hoy existe una cantidad enorme de ensayos, libros y tesis que se aventuraron a historiar para las personas, aunque todas estas posturas, se ven afectadas por lo que la sociología ha llamado la crisis de los meta relatos o las grandes ideas.

¿Como superar esto el día de hoy?, ¿se puede superar?, ¿debemos superarlo?, en fin, podría llenar este resumen de preguntas que me condujeron a escupir este ensayo, porque no es nada mas que eso, un ensayo odioso, de esos que parten con la idea de destruir, no destruir a los débiles como enseña la historia, si no destruir a ellos: los que imperan, los que han creado estos montajes históricos y los mantienen vigentes, esos mismos que al igual que el poder han maquillado políticamente la historia de los sectores populares.

  Montajes y maquinaciones
» 23,2 KiB - 417 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Apuntes para pensar la historia de los sectores populares.

Acontecimiento y memoria en la Historia del tiempo presente

La Historia del Tiempo Presente nos motiva a preguntarnos no sólo de nuestro presente sino también, sobre nuestro pasado reciente. Al respecto, ¿Qué cosas debe tener en consideración el historiador del tiempo presente en su reconstrucción del pasado reciente?

Bueno, primero que los acontecimientos históricos no hablan por sí solos, es necesario el esfuerzo de todos para encontrar su significado. En ese menester, el rol del historiador es el de un profesional que reconstruye el pasado desde el presente. Si existe una demanda social por conocer el pasado, esto sucede porque los acontecimientos no acaban en el momento en que ocurren, sino que están relacionados con la época presente y además, condensan un sin fin de resignificados que se expresan en lo que llamamos memoria. Para seguir leyendo este ensayo, puedes bajarlo desde aquí:

  Acontecimiento en la Historia reciente
» 48,6 KiB - 1.691 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo sobre la forma de hacer Historia bajo la corriente de Historia del presente o reciente.

Breve repaso del concepto de Historia y la importancia de la labor del historiador en Henry Ireéne Marrou.

Este es un breve repaso del concepto de Historia para luego centrarnos en la importancia del historiador, a partir de la lectura del historiador francés Marrou en su libro “Del Conocimiento histórico” (1999 Editorial Idea Universitaria). Vamos a considerar en este breve repaso los siguientes aspectos: a) Sus diferentes dimensiones etimológicas y semánticas; b)El problema de la construcción del conocimiento histórico: posibilidades y limitaciones y c) El rol del historiador.

Pues bien, tenemos cuatro definiciones de historia, una primera definición tiene que ver con los hechos acontecidos en el pasado (Ser), con lo vivencial, lo real. Digamos que esta primera definición tiene que ver con la dimensión ontológica objetiva. La segunda definición tiene que ver con el conocimiento de esos hechos en el pasado, es decir, con lo cognitivo. Esta definición tiene una dimensión epistemológica subjetiva. Luego de esto vendría una tercera definición que tiene que ver con la narración de los hechos, es decir, con la divulgación que hace el historiador de sus investigaciones. Por último, la definición de historia como ciencia o disciplina, depende de cómo el historiador entiende por historia. Esta definición tiene que ver con el área de conocimiento de nuestra disciplina, y que es el resultado de las tres definiciones que mencionamos anteriormente.

Ahora bien, centremos en la segunda definición del concepto de historia, ¿qué es la historia como conocimiento? Para Marrou ( ver capítulo 1 de su libro)ésta ya existe en la mente del historiador, incluso antes de que la haya escrito. Pues bien, en ese conocimiento el actor fundamental es el historiador como sujeto cognoscente que desde su presente aprehende sobre el pasado de los hombres y mujeres, de otrora. El historiador no sólo aprehende de ese pasado, sino que lo reconstruye desde su presente y su cultura (este punto me parece fundamental ya que esto influye mucho a la hora de reconstruir el pasado), hace “presente” ese “pasado” tan remoto. En palabras de Marrou: ” la historia es el resultado del esfuerzo, en un sentido creador, por que el historiador, el sujeto cognoscente, establece esa relación entre el pasado que evoca y el presente que es el suyo.” Por eso es muy importante la labor del historiador y Marrou, en su texto, rescata la subjetividad y convierte al historiador como vector del conocimiento, ya que sin él no habría Historia. Agrego también que el conocimiento histórico pasa por el historiador, sin él la historia serían hechos vagos, sin sentido. Es el historiador el que conoce, interpreta, divulga y nos acerca a ese pasado tan lejano al presente nuestro para que podamos entenderlo en su totalidad.

Por último, Marrou en su texto nos dice, ya en términos generales, que tan importante puede llegar a hacer la subjetividad del historiador en la reconstrucción del acontecer humano en el tiempo y como él nos dice en una de sus páginas: “La historia es inseparable del historiador”.