Solidaridad en la web tras el sismo reciente en Perú y algo de Historia

Hoy consulto mi casilla de correo electrónico, y me encuentro con un mensaje de Rubén Kotler del portal informativo De igual a Igual, informándome sobre diversas alternativas de ayuda solidaria ante la terrible situación que está viviendo Perú, sobre todo en la región sur, que es la más afectada hasta ahora. Reproduzco una parte de la info. Todo el que pueda colaborar bienvenido sea:

Ante la terrible situación por la que atraviesa Perú El Ministerio de Salud de ese país ha activado la línea telefónica gratuita 0-800-10828 para que las personas puedan conocer la relación de heridos y de transferidos a los hospitales de Lima, tras el terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter, que azotó la noche del miércoles, principalmente, las localidades de Pisco y Chincha, en Ica. Desde el exterior, se puede llamar al (511) 315-6600, anexo 2788. Infosalud está centralizando las listas de heridos que les remiten constantemente los diversos hospitales de la red nacional, sobre todo los del departamento de Ica, con la ayuda de la Oficina de Defensa Nacional del Ministerio de Salud Mediante la línea gratuita, que atiende las 24 horas del día, también se brinda orientación en salud integral, donación de sangre, alimentos, prendas y otros productos que necesitan los damnificados por el terremoto. Además, un grupo de psicólogos ofrece soporte emocional a través de ese número telefónico a los familiares de los fallecidos y afectados con el sismo.
Para solidarizarse con los afectados Clickear Aquí.

Por otro lado, y recordando algo de Historia, Arturo Gómez nos comenta (además de cómo ha vivido la situación) un trabajo de Ray Contreras sobre la influencia de los movimientos telúricos sobre la religiosidad popular. Sin duda, un tema imperdible que trasciende el período de la tesis de Contreras (el período colonial), ya que varias culturas a través de la Historia tienen una abundante producción mitológica y religiosa acerca de los terremotos: malos augurios, ciclos de vida y muerte, manifestaciones divinas, etc.

Es impresionante ver cómo ante situaciones extremas se activa el motor de la religiosidad popular, sin distinguir diferencias sociales de ningún tipo. Un ejemplo claro lo ilustran los primeros informes sobre el terremoto (visto en BaluArt.net):


YouTube - Terremoto en Peru