Tres ensayos sobre Historia de Oriente

La profesora Antonia Vial de la Pontificia Universidad Católica de Chile nos ha pasado tres trabajos sobre Historia de Oriente: Dos tratan sobre China, uno sobre la crisis del orden imperial, y el otro sobre el comunismo chino y la cuestión del nacionalismo. Un tercer ensayo es un breve análisis del “orientalismo” como perspectiva para acercarnos a la Historia de Asia. Descárgenlos, y saquen sus propias conclusiones. El pack es un archivo zip muy liviano:

  3 ensayos sobre Historia de Oriente
» 72,5 KiB - 1.198 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Tres trabajos, que nos acercan a temáticas contemporáneas de Oriente como la transición del orden imperial al comunista en China, y un análisis sobre el "Orientalismo".

El desarrollo en Oriente siglos VII-VIII

El desarrollo en oriente y su silencio
en la historia.

Por Jorge Said Barahona

22 años, estudiante de Licenciatura en Historia.
Universidad Bolivariana, Iquique, Chile.

Si bien es cierto que se ha reconocido muy poco a través de la historiografía tradicional el aporte significativo entregado por la cultura islámica para con el desarrollo de la Europa que conocemos ahora, los califas hasta hoy en día siguen siendo descritos en los libros de historia universal, como malvados y vividores. En algunas traducciones se habla incluso de “líderes bárbaros”, pero si leemos atentamente a George Duby, podemos darnos cuenta de que barbarie es un concepto sumamente relativo y hasta muchas veces de fines pragmáticos: ya sea por el uso de una cultura para diferenciarse de otra a la que ve como enemiga, o dentro de una misma sociedad como herramienta de un grupo dominante que se quiere destacar a sí mismo de la “chusma”.

Durante los siglos VII y VIII dC (y antes inclusive), la cultura islámica realizó grandes aportes a lo que hoy llamamos “Occidente”. Desde el sistema de la corte feudal, hasta las concepciones humanistas (que separaron la Fe de la Razón), asi como la vida cortesana y aristocrática, Europa recibió muchas herramientas útiles de un otro al que consideraba “infiel”. Estudiosos del Corán, los musulmanes supieron rescatar el legado grecorromano al que admiraban mucho antes que los mismos europeos. Y ese mismo legado les permitió aplicarlo al avance de la Ciencia.

Asimismo lograron desarrollar una economía comercial precapitalista que estaba por encima del sistema esclavista (y luego feudal) europeo. Por lo tanto, el desarrollo europeo no es mas que el reflejo de hechos anteriores, lo cual nos apunta también el porque se ha centralizado la historia universal bajo esa perspectiva tan eurocéntrica que no considera la magnitud de los aportes hechos por culturas orientales, la cual a través de la historia nos ha demostrado ser una de las principales influencias a los detonantes de cambio social, económico, cultural y político.

  Desarrollo árabe siglos VII y VIII
» 85,5 KiB - 285 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Conoce más sobre los árabes en el medioevo. Por Jorge Said Barahona.

La obra perenne

Para Marmut, los sumerios no fueron una civilización olvidada en el tiempo, a diferencia de otras civilizaciones (Indo, Elam, Ugarit, Egipto,etc.) ellos dejaron un legado mucho más profundo. (NOTA: el autor es un fanático de los sumerios)

Este deslumbramiento de Marmut por esta cultura no debe tomarse de forma ofensiva, porque todas las culturas dejan un legado, y porque los legados se comparten de cultura a cultura por difusión (asi lo diría Childe). Debe interpretarse a los sumerios como una de las culturas más antiguas que sientan las bases de las sociedades occidentales desde oriente. Para el autor esas bases son: la ciudad, la escritura y la ley.

De hecho, Marmut no descarta que los sumerios hayan aprendido de culturas más antiguas. Actualmente se sabe que antes de la última glaciación existieron culturas que podrían cambiar nuestros manuales de Historia. Hay un documental muy interesante en este mes, por las pantallas de Discovery Channel, que habla al respecto.

  La obra perenne
» 81,1 KiB - 217 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Resumen con base a una obra de Marmut.

¿Occidente vs. Oriente?

Desde tiempos remotos compartimos tantas cosas, por lo que uno se termina preguntando ¿Seremos realmente mundos tan distintos? Compartamos algunas reflexiones.

por Mario Molina.
Grand Bourg, Buenos Aires, Argentina.

Tal vez han oído hablar de la famosa teoría del “choque de civilizaciones” de Samuel Huntington(1), publicada en la revista estadounidense Foreign Affairs en 1993, y luego como libro en 1996.Tomando como base las ideas de Arnold Toynbee y Francis Fukuyama, sobre la idea de influencias geopolíticas entre las culturas, del primero, y el “fin de la Historia” que habla del final de la filosofía humana como tendencia hacia un estado de bienestar (suplantado por un orden occidental mundial) del segundo, el autor de aquella teoría hablaba que conforme la Historia avanza los conflictos entre civilizaciones aumentan, entendiendo la “civilización”como una cultura con un conjunto de saberes e ideas más o menos herméticas que difieren de otras (sobre todo en el plano religioso).

Por otro lado, Niall Ferguson profesor de Historia de Harvard, afirma que lo que dice Huntington nos ayuda a comprender muchas noticias donde civilizaciones con un núcleo de valores que se creen distintos entran en pugna: musulmanes protestando contra caricaturas danesas, cristianos nigerianos vs. musulmanes, la tensión entre israelitas y musulmanes, la tensión en Cáucaso, etc. Pero al estar sujeto más a tendencias del plano geopolítico o religioso (ej: Guerra Fría) descuida los conflictos interétnicos, es decir, las relaciones conflictivas entre culturas que se superponen, sobre todo cuando comparten un mismo territorio, o cuando sus condiciones sociales son dispares. En Medio Oriente, la mayoría de los conflictos se dan entre grupos musulmanes: kurdos, árabes, chiitas, sunnitas, turcos, pakistaníes, indonesios, sirios, egipcios, etc. Por eso muchas veces, piensa Niall, lo que se da son “civilizaciones de choque”(2). No conflictos entre Estados-naciones, o naciones, sino entre grupos humanos.

Ahora algunos pensarán: “¡En occidente no pasa eso!”, pero piensen en las realidades de su barrio, en los conflictos que se dan entre grupos humanos que piensan distinto, o que tienen proyectos políticos o sociales distintos. El concepto de democracia difiere y se escriben varias historias distintas: la de los ricos, la de los pobres, la de los que no saben a que lado agradar, y los que se aprovechan de tales divisiones. Piensen en su realidad local… Se van dando cuentan como los conceptos de “Nación” y “Estado” son relativos… (En otra oportunidad hablaré de ellos)

Siguiendo con nuestro razonamiento, ¿No será que no sabemos nada del mundo árabe?(3), si quieren sorprenderse conmigo les propongo hacer un poco de memoria juntos:

a) El choque entre Occidente y Oriente no tuvo lugar en los aspectos culturales: Mucho antes de la globalización estábamos estrechamente unidos. Ejemplos como el floreciente intercambio científico y cultural en Al-Andalus, el intercambio de pensamientos y formas de vida, las alianzas comerciales y tecnológicas, la interpretación árabe de los antiguos griegos, las comunidades del sur de Italia de cristianos y árabes unidos, sobran para describir la ligazón cultural que siempre nos unió.

b) Tres hechos importantes distorsionaron la unión: Las cruzadas, la reconquista cristiana de España, y el Humanismo renacentista. Este último más que los anteriores, significó la creación entre los europeos de un pensamiento etnocentrista: se sentían los verdaderos herederos de Grecia y de Roma (a pesar de que estas dos surgieron como la fusión de varias culturas antiguas distintas), y mediante la religión (y luego por la ley), justificaron esa posición. Los descubrimientos y conquistas de ultramar hicieron lo suyo. Occidente creó un pensamiento de exclusión, del que nosotros somos herederos, porque no nos permite conocer mejor a otras culturas.

c) La Guerra Fría y el terrorismo: Hoy en día el mundo está conmocionado por las múltiples manifestaciones terroristas y fundamentalistas que se van dando en distintas partes del globo. Cruzada y Yihad, o “guerras santas” siempre hubo entre Occidente y Oriente, y surgían de los elementos ortodoxos y dogmáticos que introducían las religiones; de esa manera escondían los intereses económicos, y políticos que verdaderamente tenían. Durante la Guerra Fría (1945-1989) se escondieron esos mismos intereses bajo la tensión ideológica y política entre un mundo bipolar de capitalistas contra comunistas. Surgen Bin Laden, Al Qaeda, Hamas, y muchos grupos fundamentalistas que reclaman territorios para sus nacionalidades en gestación. El terrorismo era un instrumento ideal que Occidente tenía para complicar las cosas en Oriente, y cuando su ideología capitalista triunfó, no pudo parar a los múltiples monstruos que había creado y que se le volvieron en su contra. Recuerden que Bin Laden, trabajó para la inteligencia estadounidense. Asi aprendieron muchas cosas…

Asi que lo que nos separa de los orientales no es nuestra religión, forma de vida, o costumbres; sino esta telaraña política creada hace años que solo beneficia a determinados grupos de poder, mientras que muchas personas (de los dos mundos) odia sin sentido, ni comprende lo que en verdad está pasando, o al menos lo presiente. La tensión en Medio Oriente es solo una excusa para tapar el interés por el petróleo y otros recursos naturales(4). La guerra siempre sirvió bien para eso, pero nunca trajo beneficios totales para nadie.

Ya lo decían Neufre y Quijano, cuando afirmaban que las culturas solo tienen 10% de puras, ya que el intercambio es tan intenso, que hoy se habla de “Culturas Híbridas”. Este tema no es la excepción.

Bibliografía consultada:
(1) ENCIPLOPEDIA LIBRE WIKIPEDIA: Choque de civilizaciones, Wikimedia Foundation Inc., Actualización del 9/01/2006 – 08:54 [http://es.wikipedia.com/wiki/Choque_de_civilizaciones]
(2) FERGUSON, NIALL: Civilizaciones de choque, en LaNacion.com, Buenos Aires, 5/03/2006 [http://www.lanacion.com.ar/785787]
(3) BOSOER, FABIÁN: Los occidentales ignoran casi todo del mundo árabe, en diario “Clarín”, Buenos Aires, sección ZONA, pág. 38-39, 26/09/2004
(4) GOSMAN, ELEONORA: El petróleo es el elemento central de la guerra a Irak, en diario “Clarín”, Buenos Aires, sección Política internacional, pág. 23, 9/09/2002

Cómo citar este artículo:
MOLINA, MARIO: ¿Occidente vs. Oriente?, en Hablemos de Historia, 14/03/2006.[http://hablemosdehistoria.com/archivos/occidente-vs-oriente]