Censura de la cultura (1976-83)

El siguiente documental tiene una doble intencionalidad para nosotros: por un lado, forma parte de la serie de videos del I.S.F.D. y T. Nº 42, en el marco del EDI de la profesora Augusta Fermani, a la cual homenajeamos con la difusión del material creado en su espacio. Y por otro, nos sirve para no olvidar los horrores de la última dictadura militar argentina (1976-83); por la cual hoy recordamos en el Día de la Memoria a toda una generación de militantes sociales que dieron su vida por un mundo mejor, en tiempos donde siquiera pensar ésta idea (y llevarla a la práctica) era motivo de persecución y eliminación

A ésto apunta el documental “Censura de la Cultura (1976-83)” (*), cuando desarrolla de una forma muy clara una de las formas de terrorismo efectuadas por el régimen derechista de aquella época, como la censura de los medios, prensa y literatura. Sus autoras realizan un trabajo de síntesis acompañado con entrevistas que dan cuenta de aquella realidad. Ojalá nos sirva para pensar hoy si esa censura sigue o no activa, motivándonos a relacionar lo que somos ahora a la luz del pasado.

(*) Por Camila Arrieto, Cecilia Gamarra, Cintia Díaz y Cintia Martínez. I.S.F.D. y T. Nº 42: “Leopoldo Marechal”. San Miguel, Buenos Aires, Argentina.

Cultura, Sociedad, Poder y Derechos Humanos

Por Fernando Ruarte (*)

La UNESCO establece que “la Cultura es el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan una sociedad o grupo social. Ello engloba, además de las artes y las letras los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias”.

El termino cultura se ha caracterizado por ser ampliamente difundido en razón de representar grupos homogéneos de pertenencia a cierto sector para reproducirse simbólicamente.

Se creó la idea antropológica de que la cultura estuviese al servicio de la cultura misma, que terminó por convertirá en una idea difusa, amplia y de difícil abordaje, que daba explicación a cualquier cosa que hicieran los humanos.

Se culpó a la cultura de cuanta cosa pasó, se vulgarizó de tal manera el término que se hizo difícil una discusión profunda del concepto. Esto llevó a entender a la cultura como algo estático, determinada, algo que esta y que estaba ahí.

Si por el contrario se entiende a ésta como un fenómeno con dinamismo, como proceso, que determina a las conductas humanas y, como creación humana, se entenderá que es algo que cambia y se construye colectivamente.

Descarga completo el resto del ensayo, desde aquí:

  Cultura, Sociedad, Poder y Derechos Humanos
» 135,8 KiB - 1.077 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Completo ensayo sobre la relación entre éstas variables presentes en la sociedad actual.

(*) Estudiante del I.S.F.D. de Letras e Historia de Chepes, La Rioja, Argentina.

Acerca de los ritos mortuorios incaicos en el siglo XVI.

El siguiente ensayo es resultado de un pequeño y reconfortante ejercicio hermenéutico sobre los textos de un cura doctrinero, al cual se le encomendó la misión de evangelizar a los habitantes de estas tierras y extirpar idolatrías en los albores del siglo XVI.

Sin más preámbulo, los invito a leer esta breve reflexión en torno a los ritos mortuorios incaicos.

  Los ritos mortuorios incaicos
» 18,7 KiB - 697 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Trabajo sobre los ritos mortuorios incaicos del siglo XVI.

La Memoria de Nuestro Pueblo, año V, nº 49

Difundimos a continuación un anuncio que nos llegó sobre el número 49 de éste mes de la revista rosarina La Memoria de Nuestro Pueblo, una publicación del Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales “El Futuro tiene Historia”, quien invita mensualmente desde 2004 a los especialistas y aficionados a las Ciencias Sociales para publicar sus artículos en la revista. El enfoque de la revista según sus autores es de una historia con fuerte carácter popular, aunque invitan a todos los interesados a participar. Personalmente, no conocía la revista, pero he podido dar un vistazo a algunos de sus números dando vueltas por otro sitios web, sobre todo los referidos a los temas de los ’70.

Sin más, los dejo con la información, los temas propuestos son muy interesantes. Desde aquí un saludo al “Grupo Efefe” (Florencia Pagni y Fernando Cesaretti), ya que no tenía idea que colaboraban para ésta revista:

Revista La Memoria de Nuestro Pueblo
Rosario, Argentina.
Año V, Número 49
revistalamemoria@yahoo.com.ar

Sumario:
Intelectuales en la primera democracia argentina (1916-1930). 1º Parte, por Tulio Halperín Donghi. Universidad de Buenos Aires. Universidad de California en Berkeley.

De hoja facciosa a empresa periodística moderna. La transformación finisecular del diario La Capital de Rosario, por Fernando Cesaretti y Florencia Pagni. Escuela de Historia. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

El pensamiento de Raúl Scalabrini Ortiz: un lugar para la utopía argentina, por Fabián Fontanella. Escuela de Antropología. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

“La literatura se encuentra devaluada”. Entrevista a Roberto Retamoso, por Jael Loana Ferrari. Escuela de Comunicación Social. Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario.

¿La resolución de la protesta universitaria de 1918?, por Gardenia Vidal. Centro de Investigaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba.

La industria argentina en la génesis de crecimiento hacia adentro, 1929-1946 por Alicia Angélica Malatesta. Universidad Nacional de Córdoba. Facultad Regional San Francisco de la Universidad Tecnológica Nacional.

La Bolivia de Evo Morales. Impresiones de viaje, por Federico Lanusse. Escuela de Sociología de la Universidad del Salvador.
¿Alpargatas sí, libros no? , por Walter Iampietro . Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

Memoraciones:
Leonardo Favio : Muchacha de abril.

Le invitamos a escribir dentro del amplio campo de las ciencias sociales con absoluta libertad temática y de opinión. Sugerimos que por razones de espacio y diseño de la revista, el artículo no exceda los 30.000 caracteres, aunque esta no es condición excluyente (si su trabajo es de mayor tamaño, puede ser publicado por entregas).
Cuando lo envíe a revistalamemoria@yahoo.com.ar le solicitamos que también remita en archivo adjunto su foto personal, una dirección de e-mail donde prefiera recibir comentarios de los lectores sobre sus notas, y las referencias académicas y/o laborales (un muy sintético CV personal), todo lo cual constituirá al pie del artículo su data de autor.

Este número se puede consultar y adquirir a valor de cinco pesos el ejemplar (al igual que los números anteriores) en los siguientes lugares:
En la ciudad de Rosario:
Biblioteca ” La Memoria de Nuestro Pueblo”, Juan Manuel de Rosas 2101. Corpus Editorial y Distribuidora, Suipacha 581.
(teléfono 54 0341 4394978 )
Es material de consulta disponible en las bibliotecas de varias facultades de la Universidad Nacional de Rosario.
En la ciudad de Buenos Aires:
Corpus Editorial y Distribuidora, Tucumán 2120.
(teléfono 54 011 43735128)
Está también disponible para su consulta en Biblioteca Nacional, Biblioteca del Congreso de la Nación , Biblioteca de la U.C.R. y en el Centro de Documentación del Pensamiento de Izquierda en la Argentina (Cedinci).
En el resto del país (y del mundo):
La forma más sencilla y práctica de acceder a la revista es tramitar su envío y compra por correo electrónico a los siguientes mails: ifiscella@corpuslibros.com.ar,
rosario@corpuslibros.com.ar o capital@corpuslibros.com.ar

STAFF:
Daniel A. Zárate (Director y Editor General); Esteban Mestre, Humberto Vial Sotomayor, Walter Iampietro, Fabián Fontanella, Norberto González,(Consejo Editorial); Adriana Natalini, Anabella Arpresella, Fabián Fabre, Emiliano Valentino, Gabriela Chávez, Víctor Marcelo Guirado, Cristobal Maggi, Esteban Langhi, Rodolfo Caminos, Ivo Gabuzzo, Luciano Fernández, Roxana de Luca, Facundo Zárate (Consejo Asesor); Cristián Didier (Prensa y Comunicación); Rubén Crocetti (Departamento Comercial).

La memoria de nuestro pueblo es patrimonio de todos
http://es.wikipedia.org/wiki/La_Memoria_de_Nuestro_Pueblo

12 de octubre: Nada que festejar

A continuación reproduzco una nota del diario “Miradas al Sur” para reflexionar sobre el 12 de octubre. Debería ser el día de la Resistencia de los Pueblos Originarios, y no el “Día de la Raza”. Siempre hay algunos ridículos que mencionan que sólo descendemos de los gringos. En realidad, somos mosaicos de culturas, de las cuales las de los pueblos originarios son importantísimas y punto de partida de nuestra Historia latinoamericana. Tal como se afirma en la nota: ayer hubiese sido 7 del agua del Tonalpohualli:

Hoy es 7 del agua del Tonalpohualli

Cuando Cristóbal Colón llegó a América, hacía tan sólo 38 años que los aztecas habían reformado su calendario, que era de 365 días, para intercalar el año bisiesto. A su vez, este calendario fue tomado de los mayas. Los aztecas lo reformaron justo antes de la llegada de Hernán Cortés. El año empezaba el día 1 de Atlacalmaco, que coincide con el 1º de marzo del calendario gregoriano.
El hecho de que las culturas americanas no hubiesen desarrollado la escritura, no representó ningún impedimento para el desarrollo de un calendario perfecto, con parecidos notables a los calendarios de pueblos mediterráneos y asiáticos. Según los mitos aztecas fue el dios Quetzalcoatl el que enseñó al hombre el calendario, al mismo tiempo que la agricultura, las técnicas y las ciencias.

Leer los calendarios es como leer en clave sus libros sagrados, sus credos y sus fiestas. Cuando los españoles llegaron a América algunas de las culturas con las que entraron en contacto estaban en su máximo apogeo: centroamérica parecía, al igual que Egipto y Mesopotamia, la encrucijada de las grandes culturas del continente, el crisol en que éstas se fundían, conservándose lo mejor de cada una de ellas. La codicia imperial truncó una historia potencial. Nuestras propias limitaciones, como culturas colonizadas, nos llevan, a diario, a no reconocer raíces e identidades que están en la piel, la alimentación y los sentimientos de millones de americanos. Por eso, hoy podemos decir que, en vez de 12 de octubre, es 7 del Agua del Tonalpohualli, tal como lo establece el calendario azteca.

Lean el resto de la nota aquí. Los pueblos no festejan, reclaman.