Post cruzado: La historia y la crítica de la información

Por Alberto Wong Hiu (*)

La ciencia histórica representa un valioso auxiliar en el empeño de cada uno de depurar la información que recibimos, sin importar cuáles sean los canales de transmisión y las fuentes de la misma. En primer lugar, el conocimiento riguroso del pasado -concretamente de un periodo determinado espacial y temporalmente- evitará en mejor forma el caer en posturas simplistas, esquemáticas o maniqueas sobre realidades actuales. En esto se debe ser consecuente: no se puede pensar que la sociedad y su historia es compleja en el pasado, pero al tiempo mitificar fenómenos modernos. Es quizá el caso de algunos analistas que al referirse al desarrollo experimentado por Japón destacan lo económico olvidándose del plano social. Otros limitan las razones del éxito japonés a sus peculiaridades culturales e idiosincracia, etc.

Otro elemento fundamental es el método crítico en historia, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII cuando Mabillon publica su célebre De re diplomatica. De este método crítico no nos interesa, para efectos de la crítica de la información, la llamada crítica externa o de autenticidad, la cual tiene que ver con la fecha y lugar de origen del documento; por el contrario, la crítica interna o de fiabilidad es un valioso auxiliar. Como su nombre lo indica ella se ocupa de determinar el grado de fiabilidad del informante.

Para leer el resto del artículo, siga éste enlace al blog original.

(*) Docente en Historia de Colombia. Investigador independiente. Miembro de la Asociación Colombiana de Historiadores.

¿Hacia donde se dirigen los intelectuales?; De la guerra de ideas al intelectual colectivo.

El siguiente ensayo, es el resultado de una breve reflexión en torno al debate de las ideas, los cual se tradujo en un pequeño recorrido por el devenir histórico del intelectual.

Utilizando un par de textos disponibles en la red, se intenta reflejar el estado de esta problemática el día de hoy, tratando de vislumbrar ciertos atisbos que nos permitan situarnos en algún lugar de esta divergencia.

Sin embargo, en los círculos académicos, este tema es muy poco discutido, incluso se mantiene en el silencio, por la sencilla razón de que los que están hoy en día ejerciendo su papel como intelectuales, les incomoda bastante responder hacia donde van, o a hacia quien va su producción.

Descarga el resto del ensayo desde aquí:

  Hacia donde van los intelectuales
» 22,9 KiB - 570 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo sobre la figura común de algunos intelectuales de la academia en la actualidad.

Ensayo Crítico de “Un mundo sin sentido”

Por Ramiro Martinez, Ariel Montero Ponce, Maximiliano Molina.
Estudiantes de Pedagogia en Historia y Geografia, Universidad de Concepción, Chile.

Zaki Laïdi plantea en su libro “Un mundo sin sentido”, que después del fin de la Guerra Fría, no solo se “enterraron” las grandes ideologías, que habían movido al mundo durante gran parte de la historia moderna, además de esto se habrían apagado para siempre dos siglos de Luces. La caída del Muro contribuyo a desintegrar los fines por los cuales se había movido el mundo durante años, con esto se pretende explicar la perdida del Sentido, en organizaciones institucionales (Estados Territoriales, Organizaciones religiosas, Organizaciones Sociales, Etc).

Por sentido, según el autor, se entiende “como una triple idea de Fundamento, de Unidad y de Finalidad”. De fundamento, es decir, de principio básico que se apoya un proyecto colectivo. De Unidad, es decir, de conjunción de imágenes del mundo dentro de un esquema general coherente. De finalidad, como una proyección hacia una parte que se cree mejor.

Dentro de este esquema utilizado por el autor creemos que es pertinente señalar que no concordamos con la idea central que finalmente titula la obra, por lo tanto a continuación explicaremos las razones de nuestra discordancia con las ideas planteadas.

  Un mundo sin sentido
» 137,5 KiB - 1.444 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Análisis de la obra de Zaki Laïdi.

La influencia del positivismo en la Historia e Historiografía.

A modo de introducción, entendemos por historia como el registro escrito de lo que se conoce sobre las vidas y sociedades humanas del pasado y la forma en que los historiadores han intentado estudiarlas. Por consiguiente, llamemos historiografía al arte de escribir la historia. Quizá la historia sea la disciplina más complicada de definir, ya que al intentar develar los hechos y formular un relato que sea inteligible y coherente, implica el uso de muchas disciplinas auxiliares. El objetivo de todos los historiadores ha consistido en recopilar, registrar e intentar analizar todos los hechos del pasado del hombre y, en ocasiones, descubrir nuevos acontecimientos. Por consiguiente, “la historia es inseparable del historiador”.

Pues bien, el objetivo de la historia no se cumple por completo por el mero relato de los acontecimientos. Éstas sólo constituyen los cimientos sobre los que se elabora la interpretación histórica. El proceso de interpretación afecta todos los aspectos de la investigación, iniciada con la selección del tema que se pretende estudiar, porque la elección de un hecho en particular es en sí misma un juicio que manifiesta la importancia de la cuestión. Al elegir el objeto de estudio sugiere una hipótesis o modelo teórico provisional que guía la investigación y ayuda al historiador a valorar y clasificar los testimonios disponibles y a presentar un relato detallado y coherente a la vez del elemento analizado. Por eso, el historiador debe respetar los hechos, evitar la ignorancia y los errores cuanto sea posible y aportar una interpretación convincente e intelectualmente satisfactoria.

  El positivismo en la historiografía
» 168,8 KiB - 3.793 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Crítica al positivismo como perspectiva histórica.