El feudalismo y las relaciones de vasallaje

Por Carlos Marandet
I.S.F.D y T. Nº 42: “Leopoldo Marechal”, Bellavista, Buenos Aires, Argentina.

En el presente trabajo veremos los orígenes del feudalismo y el contrato que se daba entre el señor y el vasallo, acto por el cual se generaban obligaciones y deberes que traían aparejado muchos aspectos a tener en cuenta y que son pocos conocidos. Algunas de las preguntas que tratare de responder con respecto al tema son: El feudo ¿Consistía solamente en una porción de tierra? ¿Podía romperse el pacto entre el señor y el vasallo? ¿Qué pasaba con el feudo una vez muerta una de las partes? ¿Podía el vasallo tener más de un señor para acceder de esta manera a más posesiones?

El caos que generaron las segundas invasiones en Europa occidental (eslavos, normandos, mongoles y musulmanes), más la creciente autonomía de los territorios en mano de los señores (territorios dados por el rey para que los gobernaran) hizo que el señor ganase más poder. Todo esto sumado a que en la época de los merovingios la inseguridad que existía generaba la necesidad de lanzarse en brazos de alguien más poderoso que uno, mientras que el poderoso necesitaba garantizar su seguridad, prestigio y fortuna procurándose a través de la persuasión y la violencia el apoyo de inferiores obligados ayudarle. De esta manera se fueron formando poco a poco los feudos, que adquieren su forma en el transcurso del siglo IX y perdurará con pleno vigor hasta el siglo XIII.

  El feudalismo y las relaciones de vasallaje
» 159,4 KiB - 10.351 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo sobre las características del feudalismo, y las relaciones de vasallaje en la Edad Media.

Breve repaso del concepto de Historia y la importancia de la labor del historiador en Henry Ireéne Marrou.

Este es un breve repaso del concepto de Historia para luego centrarnos en la importancia del historiador, a partir de la lectura del historiador francés Marrou en su libro “Del Conocimiento histórico” (1999 Editorial Idea Universitaria). Vamos a considerar en este breve repaso los siguientes aspectos: a) Sus diferentes dimensiones etimológicas y semánticas; b)El problema de la construcción del conocimiento histórico: posibilidades y limitaciones y c) El rol del historiador.

Pues bien, tenemos cuatro definiciones de historia, una primera definición tiene que ver con los hechos acontecidos en el pasado (Ser), con lo vivencial, lo real. Digamos que esta primera definición tiene que ver con la dimensión ontológica objetiva. La segunda definición tiene que ver con el conocimiento de esos hechos en el pasado, es decir, con lo cognitivo. Esta definición tiene una dimensión epistemológica subjetiva. Luego de esto vendría una tercera definición que tiene que ver con la narración de los hechos, es decir, con la divulgación que hace el historiador de sus investigaciones. Por último, la definición de historia como ciencia o disciplina, depende de cómo el historiador entiende por historia. Esta definición tiene que ver con el área de conocimiento de nuestra disciplina, y que es el resultado de las tres definiciones que mencionamos anteriormente.

Ahora bien, centremos en la segunda definición del concepto de historia, ¿qué es la historia como conocimiento? Para Marrou ( ver capítulo 1 de su libro)ésta ya existe en la mente del historiador, incluso antes de que la haya escrito. Pues bien, en ese conocimiento el actor fundamental es el historiador como sujeto cognoscente que desde su presente aprehende sobre el pasado de los hombres y mujeres, de otrora. El historiador no sólo aprehende de ese pasado, sino que lo reconstruye desde su presente y su cultura (este punto me parece fundamental ya que esto influye mucho a la hora de reconstruir el pasado), hace “presente” ese “pasado” tan remoto. En palabras de Marrou: ” la historia es el resultado del esfuerzo, en un sentido creador, por que el historiador, el sujeto cognoscente, establece esa relación entre el pasado que evoca y el presente que es el suyo.” Por eso es muy importante la labor del historiador y Marrou, en su texto, rescata la subjetividad y convierte al historiador como vector del conocimiento, ya que sin él no habría Historia. Agrego también que el conocimiento histórico pasa por el historiador, sin él la historia serían hechos vagos, sin sentido. Es el historiador el que conoce, interpreta, divulga y nos acerca a ese pasado tan lejano al presente nuestro para que podamos entenderlo en su totalidad.

Por último, Marrou en su texto nos dice, ya en términos generales, que tan importante puede llegar a hacer la subjetividad del historiador en la reconstrucción del acontecer humano en el tiempo y como él nos dice en una de sus páginas: “La historia es inseparable del historiador”.

El concepto de América Latina como resultado de la invención europea

Fabián Gaspar Bustamante Olguín. Estudiante de Licenciatura en Historia de la Universidad Diego Portales, Santiago de Chile.

A modo de introducción podemos definir a América Latina, en un sentido más que amplio, al territorio comprendido al sur de los Estados Unidos. Latinoamérica comprendería a todos los países que fueron colonias de los antiguos imperios, éstos fueron España, Portugal y, en alguna medida, Francia. Ahora la pregunta que le surgiría a cualquier persona es ¿Por qué este territorio que está dentro de América, se le denomina América Latina? Básicamente, por una cuestión idiomática, ya que los idiomas de donde provenían la lenguas de nuestros antiguos colonizadores provenían del latín. Así se le da nombre a este “Nuevo Mundo” que en realidad es parte del mundo pero que en la concepción un tanto “eurocéntrica” de los europeos, vendría a ser lo “nuevo”.

  América Latina y la influencia de Europa
» 126,6 KiB - 1.538 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Análisis de la concepción eurocéntrica sobre América.

Historia Oral

El uso de las fuentes orales permite que nuestros alumnos comprendan el valor del testimonio histórico, aprendiendo a utilizarlo para interpretar sociedades de otros tiempos mediante la empatía.

Realizado por: Carlos Marandet, Ignacio Crifasi, Mario Molina, Mario Raynal y Pablo Fariña.

Bellavista, Buenos Aires, Argentina.

La historia oral puede ser utilizada en la enseñanza de la historia en todos los niveles del sistema educativo. El pensamiento lógico formal no es suficiente para afrontar el estudio de lo social: es necesario que los alumnos adquieran habilidades y competencias específicas que posibiliten la construcción progresiva del conocimiento.

El establecimiento de una relación empática entre el objeto de estudio y los sujetos que aprenden es clave para el aprendizaje de las Ciencias Sociales. La empatía es la capacidad para comprender otras situaciones o personas, sus sentimientos, necesidades y creencias desde la perspectiva del otro. Es un procedimiento complejo que incluye otros, como: la explicación multicausal, la comprensión de otras culturas, y los sistemas de valores distintos de los propios y actuales. Exige un trabajo por parte del sujeto que aprende, y del que enseña, para considerar las circunstancias de un momento histórico dado y el punto de vista de los actores sociales que influyen en él.

La historia oral es una de las vías para desarrollar esa comprensión empática, necesaria para comprender lo histórico-social, formar conceptos, y aprender procedimientos. No implica reemplazar libros de texto y bibliografías específica por las experiencias empíricas, al contrario, son estas últimas las que implican una consulta bibliográfica previa y posterior.

La entrevista ofrecerá un hilo conductor para que los alumnos integren los contenidos: Brinda situaciones en las cuales se articulan causalidades e intencionalidades individuales de los entrevistados, lo que invita a los alumnos a ser más cautos y tolerantes al pensar realidades humanas del pasado y del presente.

Una parte importante del valor de la historia oral, reside en el contacto humano que promueve y las habilidades interpersonales de los alumnos en el proceso de entrevistar y localizar informantes: interactúan con otros vivenciando la alteridad e identidad, revalorizan la historia, y conservan el patrimonio cultural. Se aprende así, a escuchar y comprender una historia hecha por personas.

Con la historia oral, los alumnos aprenden haciendo y hacen aprendiendo. Porque al participar en aproximaciones de las investigaciones científicas aplican los procedimientos de la disciplina histórica. La propuesta implica el desarrollo de trabajos de campo que posibilitan nuevas formas de relación entre el aula, los libros y la comunidad. Al eliminar la brecha entre lo académico y el mundo real, el testimonio oral es un poderoso aliado de los docentes en su lucha contra la apatía de los estudiantes ante los textos: los alumnos pueden leer un libro, pero si pueden escuchar y hacer preguntas a un testigo del hecho o proceso, la carga afectiva conllevará a una mayor incorporación de contenidos.

Como condición óptima y real, para hacer historia oral debe tomarse el pasado más familiar y cercano, y avanzar progresivamente con estos saberes previos al más lejano. Con este esquema “desde adentro hacia fuera”, el aprendizaje es facilitado, porque emplea un lenguaje próximo que organizan el relato con preguntas actuales, apareciendo imágenes mentales familiares. La comprensión empática avanza desde el sentido común y los saberes previos hacia la conceptualización de los contenidos.

En síntesis, los alumnos participan en un proceso de creación y descubrimiento: producen fuentes-entrevistas, por un lado, y aplican el trabajo de campo (compilación y análisis de entrevistas, transcripción y crítica de fuentes), por otro. Así aprenden significativamente, de forma directa y personal.

(*) Introducción basada en Dora Schwarzstein, Una introducción al uso de la Historia Oral en el aula, FCE, Buenos Aires, 1998.

Este artículo forma parte de una exposición realizada el 27/10/2005 para el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº42 “Leopoldo Marechal”. Si deseas disponer del resumen que preparamos aquel día haz puedes bajarlo a continuación:

  La Historial Oral
» 223,3 KiB - 1.249 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Completo resumen de exposición sobre la Historia Oral.

Página 2 de 212