Post cruzado: Neoliberalismo: un poco de historia para entrar en la guerra por la palabra

Por Javier Soria (*)

Vivimos en un mundo dominado por el neoliberalismo, que domina tanto las prácticas como el pensamiento político y económico. En este escenario, comenzado hace unos 40 años, los poderes dominantes siguen con su estrategia de dominación mundial, que redunda en una concentración cada vez mayor de la riqueza, y en paralelo, en un aumento progresivo del deterioro social para la mayoría, y de la pobreza en los casos más extremos.

¿Cómo se fraguó este enorme ataque criminal contra la sociedad? Para comprenderlo, debemos remontarnos en el tiempo, para ver la teoría y la práctica que nos traen a los momentos actuales, donde sin género de duda nos damos cuenta de que la soberanía estatal ha quedado marginada por el poder del capital, y donde las actuaciones de los gobiernos conducen a la defensa de un modelo que se ha introducido en el “sentido común” como necesario, cuando en realidad, no lo es en absoluto. El neoliberalismo es un ataque frontal contra la humanidad, y así quedaba recogido con claridad en la 1ª declaración de La Realidad, de 1996, donde se decía: “durante los últimos años, el poder del dinero ha presentado una nueva máscara encima de su rostro criminal. Por encima de fronteras, sin importar razas o colores, el Poder del dinero humilla dignidades, insulta honestidades y asesina esperanzas. Renombrado como ‘Neoliberalismo’, el crimen histórico de la concentración de privilegios, riquezas e impunidades, democratiza la miseria y la desesperanza. Una NUEVA GUERRA MUNDIAL se libra, pero ahora EN CONTRA DE LA HUMANIDAD ENTERA. Como en todas las guerras mundiales, lo que se busca es un nuevo reparto del mundo. Con el nombre de ‘globalización’ [neoliberal] llaman a esta guerra moderna que asesina y olvida. El nuevo reparto del mundo consiste en concentrar el poder en el poder y miseria en la miseria. (…) Contra la internacional del terror que representa el neoliberalismo, debemos levantar la internacional de la esperanza”.

Coincidiendo plenamente con el diagnóstico zapatista sobre el neoliberalismo, o pensamiento único, o Consenso de Washington, o 4ª guerra mundial… me gustaría desarrollar, a fin de desmitificar verdades absolutas que no lo son en absoluto, qué es el neoliberalismo, cómo se comenzó a implantar, cómo avanza implacable en su cruzada contra la Humanidad… y un buen número de temas conexos.

Para leer el resto de artículo, ir al post original.

(*) Profesor de Historia de Secundaria, ensayista y blogger.

La Conquista de la Iluminación

Por Fernando Ruarte (*)

Todorov Tzvetan en su introducción al libro “El Descubrimiento de América”, realiza una interesante dialéctica referida al descubrimiento del otro. Deja entrever que en cualquier yo existe otro, y en ese otro también existe un yo, esos otros pueden concebirse como extraños algo a lo que yo, o nosotros no pertenecemos. En esta problemática del otro exterior es en donde se pueden rastrear los problemas de la América descubierta, en el no reconocimiento del otro distinto, pero que también conforma un yo, a la vez que los yo conforman otro, de haberse respetado esta condición uno de los hechos más importantes de la historia universal, como así también el más sangriento, a lo mejor, hoy no sería tema de estudio y reflexión.

Descarga el trabajo completo desde aquí:

  La Conquista de la Iluminación
» 117,3 KiB - 1.123 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Un ensayo de Fernando Ruarte sobre el "descubrimiento" de América, la Conquista y la modernidad.

(*) Profesor de Historia, Chepes, La Rioja, Argentina.

Parodia de la sociedad industrial en Tiempos Modernos

“Tiempos Modernos” una de las más famosas películas de Charlie Chaplin, y un clásico del cine mudo, es muy utilizada para analizar la segunda revolución industrial. Desde el taylorismo (división del tiempo y del trabajo por series de operaciones o procesos menores que luego se unirían con el fin de obtener en menos tiempo el producto terminado) al fordismo (creación de la línea de montaje que aumenta la producción en serie), la vida industrial (la figura represora del capataz, la extenuante jornada de trabajo, la creación de una rutina en la mentalidad del trabajador) y la social (la vida acelerada, la sensación de que no alcanza el tiempo para nada), Tiempos Modernos realizará una parodia de la sociedad inmersa en el capitalismo en expansión.

Las escenas más conocidas son cuando el protagonista trabaja en la línea de montaje ensamblando y ajustando tuercas: la saturación del trabajo hace que al final los engranajes lo atrapen, la constante presión del capataz para que termine a tiempo su operación, y en el tiempo libre cuando su jefe y un conjunto de empresarios le hacen probar una máquina que reemplaza la acción de ingerir alimentos (la película evidencia así la mecanización de la vida y las relaciones sociales). Sobre esto último, encontré en Myspace este video (gracias RYAN):


MySpace - The Billows Feeding Machine