Algo de mantenimiento

Estimados lectores, cómo están tanto tiempo. Nosotros estamos hasta el cuello, es por eso que no han visto actualizaciones hace tiempo. Como no nos gusta escribir y/o publicar cualquier cosa, preferimos solucionar los proyectos que tenemos pendientes y luego volver a retomar la marcha de Hablemos de Historia, de a poco.

La necesidad de éste mensaje es para solucionar un pequeño problema informático por el cual ustedes mis estimados, no podían acceder correctamente a bajar los pdf, zip u otros archivos descargables que tenemos en línea para difundir su uso libre y promover el análisis de las diversas temáticas.

Fuera de éste “mantenimiento informático” se me desprende una pequeña reflexión: reforzar nuestras ideas y acciones con respecto a lo que está pasando en Latinoamérica. Recordando a Waldo Ansaldi en su texto “América en Llamas” (donde reconstruía la depresión de 1930 y su impacto socioeconómico sobre la región), hoy podemos decir sin temor a equivocarnos que estamos en una situación tan pesada como la de aquellos años, o más. La reacción de la derecha se está haciendo sentir no sólo sobre nuestro hermanos hondureños, sino sobre toda la región por medio de la ola de “acciones civiles” desestabilizadoras. ¿Qué es ésto estimados lectores? Es el claro regreso del golpismo (una manera de decir, siempre estuvo ahí), enmascarado a través de ciertas ONGs y organizaciones ligadas a los grandes grupos económicos, que saben la ventaja de ésta modalidad a los clásicos golpes militares que sometieron generaciones enteras a la barbarie y el conformismo de la sociedad capitalista. Critican que los trabajadores y oprimidos de la tierra se organicen, y no vacilan en manipular la opinión pública a través de los medios masivos de comunicación (incluso tienen blogueros fulltime en la red), para hablar de inseguridad y terrorismo, cuando deberían hablar de la desigualdad económica y social, que todos y todas sabemos es el mal de todos los males. Temen los avances del proceso revolucionario en Venezuela, las reformas de Evo y Correa, la resistencia del EZLN y las FARC, la acción de los movimientos sociales, la recuperación de las fábricas a través de la autogestión de sus trabajadores, la reorganización de cooperativas campesinas, la reactivación de los movimientos estudiantiles y hasta los más mínimos vestigios de pensamiento progresista a revolucionario.

Hoy más que nunca necesitamos mantenimiento, pero de nuestra mente, para que, descansado nuestro cerebro de la rutina diaria, aprendamos a ver más allá de las apariencias.

2 thoughts on “Algo de mantenimiento

  1. nicolas says:

    la razon no es una prostituta, la razon no se puede comprar, la razon, la verdad y la justicia solo vienen de la mano de los pueblos concientes de si mismos; es la hora de la reflexion, es verdad lo que decis, pero entro en una grave diatriba al reflexionar sobre eso mismo; como es que nosotros y un puñado mas de nosotros vemos que el verdadero origen de todos los males es la injusta distribucion de las riquezas y la pauperizacion de las clases marginadas la masa…la gran masa que es la sociedad actuando en conjunto no lo comprende. tal vez tendriamos que releer a Gasset para entender el origen del hombre masa, tal vez tendriamos que pegarle una pispiada a foucault para comprender al poder operando en nuestros cuerpos; tal vez tendriamos que mandar a todos a la mierda y irnos a vivir al campo..sabes quienes eran los rastafarios?….hombres ajenos a la sociedad britanica isleña, que vagaban sin ton ni son, imbuidos en una mistica antigua…deberiamos abandonar la sociedad de consumo?…somos capaces?…si nos quedamos, podemos cambiar algo?..

    no se mi amigo, realmente no se…

    saludos; espero qeu el mantenimiento de la pagina sea para mejor

  2. en realidad nicolas, creo que tus dudas, son hoy las de muchos…
    aun asi creo que te falto agregar, que cada intento, cada acción que sea configurada como una forma de atacar el discurso “oficial”, es una instancia valida, porque como tu sabes, aun hoy somos muy pocos los que fomentamos la difusión del pensamiento crítico(ahi la razón del porque estudie pedagogía), por lo cual puedo decir que incluso tu pensamiento es hoy en día una accíon y ojala elijas un camino semejante porque sin duda alguna, en las aulas, se necesita gente con ese tipo de ideas.
    en fin, saludos.

    e insisto, cualquier atentado contra la reproducción cultural, es más que valido, en este mundo en donde todo se vende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*