¿Hacia donde se dirigen los intelectuales?; De la guerra de ideas al intelectual colectivo.

¿Hacia donde se dirigen los intelectuales?; De la guerra de ideas al intelectual colectivo.

El siguiente ensayo, es el resultado de una breve reflexión en torno al debate de las ideas, los cual se tradujo en un pequeño recorrido por el devenir histórico del intelectual.

Utilizando un par de textos disponibles en la red, se intenta reflejar el estado de esta problemática el día de hoy, tratando de vislumbrar ciertos atisbos que nos permitan situarnos en algún lugar de esta divergencia.

Sin embargo, en los círculos académicos, este tema es muy poco discutido, incluso se mantiene en el silencio, por la sencilla razón de que los que están hoy en día ejerciendo su papel como intelectuales, les incomoda bastante responder hacia donde van, o a hacia quien va su producción.

Descarga el resto del ensayo desde aquí:

  Hacia donde van los intelectuales
» 22,9 KiB - 579 descargas - (Ayuda para éste recurso)
Ensayo sobre la figura común de algunos intelectuales de la academia en la actualidad.

Posiblemente relacionado con:

6 comentarios sobre “¿Hacia donde se dirigen los intelectuales?; De la guerra de ideas al intelectual colectivo.

  1. Me gustó mucho tu reflexión, Jorge. Tienes una capacidad para articular las palabras precisas, con su toque sutil, pero sin dejar de lado la “crítica dura”, si lo leemos entre líneas.
    En mi opinión, el problema, aquí, son los historiadores y no la Historia. Todo radica en el hermético núcleo en que se desarrolla nuestra disciplina. Si te das cuenta, casi todos los proyectos CONICYT de investigación siempre ganan los mismos, de modo que manifiesta el difícil acceso que tienen los investigadores jóvenes como nosotros para alcanzar un cupo. En el fondo, hay historiadores que no permiten que la historia se “democratice”, y eso cabe, incluso, a connotados historiadores de “izquierda”, quienes se enjuagan la boca con la “democracia”, el “pueblo”, pero que en la práctica suelen ser autoritarios, déspotas y egoístas. A mí nunca me ha gustado el ambiente intelectual que se da con Clío; no comparto la arrogancia de algunos de ellos. Además, algunos historiadores tienen actitudes éticas bastante reprochables como, por ejemplo, acosar sexualmente a estudiantes mujeres (que ocurren con frecuencia) o robarles fuentes primeras a sus ayudantes para sus propios fines.
    De todos modos, el verdadero intelectual es aquel que no anda demostrando su conocimiento como “superior” frente a otros, sino que lo comparte y tiene una actitud éticamente irreprochable. La clave del éxito ésta en mantener la humildad, ante todo.
    En fin, buena reflexión y espero que sigas aportando al blog. Saludos.

  2. exacto Fabian, concuerdo con todo lo que señalas, incluso esas practicas de ciertos personajes, son repetitivas, y con lo que dices de alguna u otra forma vamos acercandonos a a la superación de este mal rollo.
    Tal y como tu dices, el escape esta en hacer las cosas de un modo distinto, reforzando nuestra etica en la practica.

    Saludos y gracias por tus comentarios, la verdad es que me ayudan bastante para seguir haciendo, y si, seguire hasta la muerte disparando desde el blog xD, bueno mientras pueda, ultimamente he estado a full en lo de la tesis, cuando la termine te la envio para que le heches una revisada

  3. Muchas gracias por la confianza que me das en revisar tu tesis. Lo haré con gusto. Te aviso que próximamente saldrá un artículo mío, en abril, en la revista Cultura y Religión de la Universidad Arturo Prat (Iquique), sobre Comunidades Eclesiales de Base en Chile y Brasil, que es el mismo que publiqué aca, pero que por un tema de publicación, lo tuve que sacar. En fin….saludos.

  4. El ensayo me parecio muy bueno, ya el titulo era muy sugestivo,comparto la gran mayoria de las cosas que platetas. Solamte decirte que al menos en la Universidad de San Martin estos temas si se debaten, quizas por una cuestion de etica profesional, o por un replanteamiento mas progre del rol del intelectual.Bueno para ser franco, al menos con algunos de los intelectuales que me toco compartir ciertas cursadas.

  5. Soy profesora de Historia y no quise dejar pasar esta oportunidad para manifestar que Fabián Bustamante identifica absolutamente mi sentimiento y mi pensamiento, sobre todo «en el hermetico grupo que desarrolla nuestra disciplina»
    Un abrazo para ti y para él
    Luz Benavides Jàuregui

  6. Creo que te agradaría bastante leer el capítulo 7 del texto de Jean Chesneaux «¿Hacemos tabla rasa del pasado?», denominado «Pequeña sociología del saber histórico» (págs. 98-109). Un abrazo Jorge, espero que estés muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*